6 tips para evitar el estreñimiento en niños
6 tips para evitar el estreñimiento en niños

El estreñimiento en niños se presenta por lo general cuando se retienen las deposiciones, esto sucede cuando no están listos para controlar el esfínter, o bien le temen a esto. 

Cuando un bebé está estreñido se muestra nervioso e intranquilo. Se debe tomar en cuenta que durante los primeros meses de vida, la coordinación entre los movimientos de su intestino, así como la relajación del esfínter no es muy eficiente.

Los gases y los cólicos son inevitables cuando el bebé se encuentra en este estado. En este caso, es común que el pequeño levante las piernas y se ponga rojo para intentar empujar las heces.

Por estas razones el estreñimiento en el bebé requiere de una intervención rápida de los padres y del pediatra, para evitar que el problema se convierta en una molestia crónica, o se complique. Cuanto más tiempo estén las heces en el colon del bebé, más secas y duras se volverán, y su eliminación será aún más difícil y dolorosa.

¡Alivia las molestias!

1. Si la leche que le das le cae mal, puedes sustituirla por leche anti-estreñimiento, adecuadas para aliviar el problema. Son fórmulas adicionadas con probióticos o bacterias para fortalecer la flora intestinal.

2. El agua ablanda las heces y evita que se retengan en el colon del pequeño. Algunos pediatras recomiendan rebajar los biberones un poco, poniendo un tanto de agua por cada medida rasa de leche.

3. Otra opción son los baños con agua templada que mejoran el tránsito intestinal del bebé.

4. Los masajes también ayudan a evacuar al bebé. Flexiona las piernas del pequeño sobre su pancita, haciendo movimientos circulares; coloca tu mano sobre su intestino (a la altura del ombligo), presiona suavemente con la palma de la manos y los dedos. Un masaje en su espalda, con movimientos de arriba abajo, también mejora las molestias. 

5. Para bebés de más de 2 meses de edad puedes darle de 2 a 4 onzas de jugo de fruta como uva, pera, manzana, cereza o ciruela, dos veces al día.

6. Si tiene más de 4 meses, incluye en su dieta alimentos con alto contenido en fibra como leguminosas, ciruelas secas, duraznos, peras, ciruelas frescas y espinacas, dos veces al día.

Foto: FOTOLIA