¿Tienes un niño con enfermedad celíaca?
¿Tienes un niño con enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca es un trastorno del sistema inmunológico ocasionado por una intolerancia al gluten, que se encuentra presente en muchos tipos de cereales distintos como el trigo, centeno, cebada y otros cereales derivados.

El gluten daña las vellosidades en el intestino delgado, conocidas como villi, cuya función es absorber los nutrientes de los alimentos. Cuando estas vellosidades sufren cualquier daño, el cuerpo no puede absorber los nutrientes que necesita para desarrollarse. Cuando esto ocurre, el niño puede sufrir de desnutrición.

Cuando un pequeño padece esta enfermedad tiene más probabilidades de presentar alteraciones bioquímicas y en el crecimiento, y aunque los síntomas son diferentes en cada niño toma en cuenta los siguientes sínomas.

- Diarrea crónica

Estreñimiento

- Pérdida de peso

Gases y cólicos intestinales

- Heces malolientes y pálidas

- Retraso en el crecimiento

- Fatiga

- Anemia

- Dolores abdominales

- Hinchazón abdominal

- Calambres musculares

Dolores en los huesos y articulaciones

- Sensación de hormigueo en el cuerpo

- Adormecimiento de las piernas

Erupción dolorosa en la piel

Los síntomas que presentan los niños son variados y no tienen por qué aparecer todos a la vez, ya que pueden variar según la edad. También es importante que estos síntomas pueden estar causados por otros tipos de enfermedades, de ser así consulta con tu médico para realizar un diagnóstico efectivo. 

Niños-celiacos-pinterest-abr7-2

Consejos para su alimentación

Los niños celíacos tienen que hacer frente a su enfermedad, especialmente porque se restringen de ciertos grupos de alimentos. Para ello sigue los siguientes consejos:

- No ocultes su enfermedad. La comunicación debe ser efectiva con tu pequeño. Hazle entendar su enfermedad y ayudarle a convivir con ella.

- Educación. No es necesario esconder los alimentos con gluten; al contrario, es importante mantenerlos en casa para enseñar a distinguir lo que puede comer y lo que no. Haz una lista con los alimentos que le son permitidos y otra lista con los alimentos que le hacen daño.

- Dieta equilibrada. Una alimentación libre de gluten es completa y saludable, siempre que se adecue a las necesidades de cada niño y se planifique correctamente. Una dieta equilibrada debe incluir carbohidratos, proteínas, fibra, grasas, vitaminas y minerales.

- Comer en familia. Es importante que todos los miembros de la familia coman el mismo menú siempre que sea posible, para evitar así que el pequeño se sienta excluido.

- Cocina con tu hijo. Es importante involucrar a tu pequeño en la cocina para que esté en contacto con los alimentos y pueda hacer sus propias elecciones. Procura que sea de una manera divertida para que así aprenda a comer adecuadamente.

Alimentos con y sin gluten

Entre los cereales libres de gluten están: maíz, arroz, mijo, alforfón, amaranto y quinoa. Los frutos secos tampoco contienen gluten. Si vas a utilizar harinas elaboradas con estos cereales, verifica que sean harinas marcadas como sin gluten.

Alimentos que contienen gluten: trigo, centeno, cebada y avena. Es preciso adoptar precauciones ante todos los alimentos que se preparan con estos ingredientes. Entre ellos los productos horneados (panes y pasteles, etc.) las pastas, cereales y otros.

Además, todos los demás alimentos naturales sin gluten son los siguientes alimentos son necesarios en su dieta: frutas y verduras, frutos secos, leche entera y lácteos, nata, queso fresco o curado tipo parmesano, carnes, pescados, huevos y aceitas y mantecas. Pues recuerda, que la dieta de tu pequeño debe ser balanceada y nutritiva.  

Conoce más de este enfermedad a través de este video.