Ir
¿Qué es el frasco de la calma?
El frasco de la calma, es una técnica contra el llanto de los niños que está ayudando a padres de todo el mundo. Aquí te decimos cómo hacerlo.
¿Qué es el frasco de la calma?

La educadora María Montessori, creó el método de educación para niños que lleva su nombre y que se fundamenta en explotar todas las habilidades de los niños sin recurrir al castigo sino a través del afecto y del respecto. 

 

Dentro de las ideas de María Montessori, ella desarrolló lo que se conoce como “el frasco de la calma”, una idea revolucionaria para calmar las berrinches de los niños.

 

Se trata de un frasco de plástico que contiene agua, pegamento y diamantina. Cuando tu hijo esté haciendo berrinche o su llanto sea inconsolable, dale el frasco de la calma para que lo agite y se distraiga con el movimiento de la diamantina. Poco a poco, notarás como el pequeño  comienza a calmarse y relajarse. 

 

El frasco de la calma funciona de la misma forma en que lo hace la yoga, la meditación o el ejercicio de mirar una vela; técnicas de control de estrés que nos ayudan a chicos y grandes a despejar la mente.

 

TE INTERESA: 8 tips para controlar los berrinches.

 

FrascoCalma1Ene4Upscol

Foto: Pinterest

 

La edad ideal para utilizar el frasco de la calma es desde los dos a los cinco años, recuerda utilizar materiales atractivos, colores brillantes y que el frasco no sea demasiado pesado para sus manos.

 

¿Cómo hago el frasco de la calma?

 

Materiales

 

Un frasco de plástico transparente

1 o 2 cucharadas de pegamento con diamantina

3 o 4 cucharaditas de diamantina de un color aatractivo

1 gota de colorante artificial del color favorito de tu peque

Agua caliente

Champú para niños transparente 

Pistola de silicón

 

Procedimiento

 

1. Mezcla todos los materiales dentro del frasco, pero deja un dedo de aire para que haya movimiento. Las diferentes densidades del champú y del pegamento harán que todo se mueva a diferentes velocidades y de diversas formas.

 

2. Puedes incluir juguetes pequeños dentro o figuras como estrellas, animales o corazones. Asegúrate de que ningún material sea tóxico. Finalmente, pega la tapa del frasco con una pistola de silicona y asegúrate de que quede bien firme.

 

SIGUE LEYENDO: 10 técnicas para que el bebé deje de llorar.