Por qué la leche entera es la mejor para los niños
Si no sabes elegir entre deslactosada, light, semidescremada, etc. No te compliques ¡dale leche entera!
Por qué la leche entera es la mejor para los niños

Según los resultados de un estudio realizado por investigadores del Hospital St Michael de Toronto, en Canadá, donde participaron 2.745 niños cuyas edades oscilaban entre los 2 y los 6 años y donde se les tomaron muestras de sangre para determinar sus niveles de vitamina D se descubrió que los niños que toman leche entera son más delgados y presentan unos niveles de vitamina D más elevados que los que toman leche semidescremada o light.

 

Para estos científicos la grasa de la leche constituye un nutriente importante en el desarrollo de los niños y, además, las leches descremadas o semidescremadas podrían no saciar tanto el apetito como las enteras, por lo que los menores comerían más, incrementando de esta forma la ingesta de calorías.

 

Además, los niveles de vitamina D de aquellos que tomaban un único vaso de leche entera cada día eran similares a los de los niños que tomaban alrededor de tres vasos de las otras leches con un 1% de grasa. Según el estudio, es posible que esto se deba a que la vitamina D es liposoluble, lo que quiere decir que se disuelve mejor en grasa que en agua y la leche con más contenido graso, como la entera, también tiene más vitamina D.

Aunque la Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños tomen dos vasos de leche semidescremada al día para reducir el riesgo de padecer obesidad infantil, los investigadores señalan que los resultados del estudio sugieren revisar el consumo de grasa de la leche, ya que en los últimos 30 años se ha triplicado la prevalencia de obesidad infantil, periodo en el que el consumo de leche entera también se ha reducido casi a la mitad.