¿Tienes un peque emocionalmente diferente en casa? Podría ser un niño cristal
Hay niños que son diferentes a los demás, si crees que tu peque es uno de ellos, sigue leyendo, puede ser que tenga estas características.
¿Tienes un peque emocionalmente diferente en casa? Podría ser un niño cristal

Los niños cristal fueron identificados por Steve Rother en el año 2002, quien comentó que son los que buscan el equilibrio entre lo intuitivo y lo racional para encontrar la armonía. La frecuencia cristal viene dada por el chacra Anahatha, el chacra de las emociones, y es el que les permite desarrollar el don de la empatía.

 

Aunque seguramente has escuchado otro término parecido, los niños índigos, la diferencia con ellos radica en tienen una energía diferente y aunque ambos vienen al mundo a cambiar las estructuras mentales de los seres humanos y son una evolución del ser humano. Los niños cristal son los llamados pacificadores, y se les llama así por su alta vibración y los índigos son los detonantes

 

Los especialistas afirman que los niños, tanto índigos como cristal, que nacen durante esta época de grandes problemas sociales y de grandes avances tecnológicos, tienen una estructura cerebral diferente, especialmente en lo que se refiere al uso de sus dos hemisferios cerebrales, de manera simultánea y más profunda. Pero los cristal son extremadamente sensibles a todo lo que los rodea, tanto a los sonidos, colores, olores, como a las emociones negativas. Suelen poner más atención en las emociones y sentimientos de otros que en los de ellos mismos. Además, pueden percibir el temor a su alrededor y tratan de evitarlo, son discretos, sumisos y de bajo perfil, en su mayoría son positivos y serenos, por lo que tratan de evitar el conflicto y la confrontación. Hablan poco pero cuando lo hacen son tienen ideas profundas, tienen gran capacidad afectiva y les gusta pasar mucho tiempo solos, ya que no les da miedo la soledad.