Cómo ayudar a niños extremadamente penosos
Para estos pequeños es muy difícil socializar, ¡pero tú puedes ayudarlos!
Cómo ayudar a niños extremadamente penosos

Para estos pequeños es todo un reto el trato con las personas y esta emoción aparece por primera vez de los 18 a los 24 meses y que se va desarrollando a lo largo de toda la niñez.

 

El sentimiento de vergüenza hace que los pequeños sientan rabia, frustración, tristeza o decepción al verse en una situación que nos incomoda. Prácticamente todos los niños pasan por fases pasajeras en los que presentan con frecuencia episodios de vergüenza. Te decimos qué puedes hacer como padre para superar la timidez.

 

  1. Elogia sus progresos, así reforzarás positivamente su confianza.

  2. Conviérte en un modelo a seguir para él o ella. Dile que tú también has sentido pena pero es importante aprender a superarla.

  3. Apóyalo en las situaciones nuevas, pero sin sobreprotección.

  4. Fomenta la interacción con otros niños, asiste al parque, cumpleaños y eventos con niños.

  5. Estimúlalo para que pida su comida en el restaurante o un dulce en la tienda.

  6. Fomenta su autonomía e independencia, ayúdalo pero no en todo.

  7. No lo critiques cuando hable, pinte, baile o cante.

  8. No lo etiquetes de tímido o vergonzoso frente a los demás.

  9. No lo forces, dale su tiempo para hablar, saludar o cualquier otra cosa.

  10. Evitar las comparaciones con otros.