Consejos para fomentar la resiliencia en niños
Este término se refiere a la capacidad de afrontar las adversidades, una parte importante en el desarrollo de los niños.
Consejos para fomentar la resiliencia en niños

Aunque cuando nacemos ya traemos ciertas capacidades que sólo se van aprendiendo y mejorando con los años, la resiliencia no es una de ellas. Ésta se debe desarrollar y aprender. El objetivo de fomentarla es simple, de esta forma el niño puede afrontar adversidades sin sentir estrés o angustia en exceso, lo que deriva en traumas, miedos o fobias. Para lograrlo, los expertos hacen estas sencillas recomendaciones:

 

Hacer amigos

Es importante que tenga una buena relación familiar, pero también fuera de casa. Las relaciones interpersonales fortalecen la resiliencia en los niños y les brindan el apoyo  necesario para hacer frente a la adversidad.

 

Ayudar a los demás

De esta forma se sentirán valorados y útiles. Y de hecho cuando tengan más edad, pueden ser voluntarios en algo.

 

Establecer rutinas

Las rutinas no sólo les dan seguridad, también ayuda a que no sufran estrés y les permite saber que están cumpliendo con sus responsabilidades. Es una forma de educar la disciplina.

 

Tiempo de descanso y diversión

Aunque es bueno darles responsabilidades, no debemos olvidar que los niños necesitan ser niños, jugar, divertirse y hasta descansar.

 

Cuidados básicos

Es importante que desde pequeños aprendan sobre consejos sencillos para cuidarse. Desde una buena alimentación, hacer ejercicio y seguridad en casa, escuela y en la calle.

 

Tener metas concretas

Es bueno que desde pequeños tengan retos en la mente para cumplir y que sepan que seremos su apoyo, pero de ellos depende el lograrlo. Recibir elogios por sus progresos les ayudará a desarrollar la percepción de autoeficacia y aumentar la confianza en sí mismos para salir adelante ante los desafíos de la vida.

 

Fomentar una buena autoestima

Esto comienza con darle libertad de acción, dejarlos experimentar, aunque implique también fracasar muchas veces. Ayúdalo a confiar en sí mismo, tomar sus propias decisiones y resolver sus problemas.

 

Mantener una actitud positiva

Enséñale a tomarse las cosas con humor y a reírse de sí mismo. No se trata de tomar las cosas a la ligera, pero sí de no engancharse con algo. Incluso en momentos dolorosos, enséñale a ver las cosas con una perspectiva más amplia y a largo plazo.

 

Autoconocimiento

Los momentos difíciles brindan la oportunidad de aprender más sobre sí mismos, ayúdale a entender que a pesar de la situación, cuenta con una fortaleza que estas situaciones sacan a la luz.

 

Aceptar los cambios

Para los niños y adolescentes los cambios son episodios traumáticos. Debemos ayudarles a ver que el cambio forma parte de la vida, trae siempre cosas positivas y es una forma de lograr metas.