10 datos que debes saber sobre el autismo
Aunque es un trastorno cada vez más conocido, poco se sabe sobre él. Aquí te lo decimos.
10 datos que debes saber sobre el autismo

Es un trastorno psicológico que se caracteriza por la intensa concentración de una persona en su propio mundo interior y la progresiva pérdida de contacto con la realidad exterior. Pero no sólo se sabe poco o se  tienen ideas que no son correctas, también la sociedad no sabe cómo actuar o tratar a etos pequeños. Aquí tienes algunos de los mitos, que ha publicado la Federación de Autismo de Madrid, sobre los niños con autismo y sus correcciones adecuadas.

 

1. El autismo no es una enfermedad, sino un trastorno que afecta a tres áreas importantes: el área de la comunicación, del comportamiento y de las relaciones sociales.

 

2. Los niños con autismo no están en un 'mundo lejano', ni aislados, sólo se comunican de  forma diferente. No suelen comunicarse con palabras, sino las imágenes o los pictogramas. Es cierto que los niños con autismo no suelen fijar la mirada cuando hablan, y no utilizan apenas las palabras, pero no significa que estén en un mundo aparte.

 

3. No se traumatizan si los tocas y de hecho pueden ser muy cariñosos, aunque hay unos más amorosos que otros. Lo que sé es cierto que sus habilidades sociales están mermadas, pero no que no puedan expresar sus sentimientos.

 

4. Los niños con autismo no son todos iguales. Cada uno tiene sus particularidades, ya que el autismo afecta a tres áreas diferentes en distinto grado: un niño con autismo puede tener más problemas de comunicación pero menos de comportamiento, y otro en cambio puede tener más problemas en el área de las relaciones sociales.

 

5. Un niño nace con autismo. El origen tiene un claro componente genético, pero no por ello es hereditario. Puede ser por una mutación genética antes de que el bebé nazca. Los pequeños ya tienen autismo desde que nace, aunque no se puede diagnosticar hasta más adelante. De momento no se puede diagnosticar desde el embarazo. Lo que sí se conoce es que nacen más niños que niñas con autismo. De hecho, por cada cuatro niños con autismo, nace una niña con autismo.

 

6. El Asperger está dentro del espectro autista, pero tiene algunas particularidades, pero sí se considera autismo. Los niños con Asperger son niños con autismo con un gran potencial. La capacidad de aprendizaje de los niños con Asperger puede ser muy buena. pero estos niños pueden ver sus capacidades sociales mermadas.

 

7. Los niños con autismo sí pueden y deben ir a la escuela, aunque deben ser colegios con modalidades especiales para niños con autismo o a colegios ordinarios de inclusión, con aulas que cuentan con apoyo y refuerzo educativo.

 

8. A día de hoy no existe cura para el autismo. Lo único que existe son terapias personalizadas para mejorar la calidad de vida de estos pequeños.

 

9. Los niños con autismo presentan problemas con la alimentación, pero no significa que una intolerancia al gluten o a la lactosa pueda derivar en autismo. No hay evidencia científica que lo relacione con los problemas con el gluten.

 

10. Sí sufren trastornos alimentarios, porque son pequeños muy selectivos con muchas cosas, también con la comida.