Qué aporta la música a la educación de los niños
Es una herramienta muy útil para compaginar con su educación. Te decimos por qué.
Qué aporta la música a la educación de los niños

Varias investigaciones han encontrado un efecto positivo de la música sobre el cerebro infantil, ya que ésta provoca una activación de las zonas implicadas en el procesamiento espacio-temporal. En los primeros años, los niños son receptores de toda clase de estímulos y la música puede ejercer una influencia muy poderosa y positiva, siempre que sea usada adecuadamente y no verla nunca como una obligación. A continuación te decimos los beneficios de que tu peque la haga parte de su vida.

 

La música provoca estímulos en el cerebro que liberan dopamina, el neurotransmisor del placer y el aprendizaje.

 

Los expertos comentan que aprender un tocar algún instrumento musical hace que los niños sean más creativos, ya que estimula el área derecha del cerebro, mejorando así la capacidad para realizar cualquier otra actividad artística, como la pintura.

 

Ayuda a establecer rutinas, estableciendo las bases de una futura disciplina creando asociaciones entre la música y determinadas actividades.

 

La música les brinda la oportunidad de interactuar con otros niños y con adultos, haciéndolos más sociables, alegres y extrovertidos.

 

La música los ayuda a desarrollar la capacidad para memorizar y centrar su atención.

 

Estimula la inteligencia al mejorar la habilidad para resolver problemas matemáticos y de razonamiento complejo.

 

Estimula los sentidos, el equilibrio, y el desarrollo muscular de los niños, al adaptar su movimiento corporal a los ritmos, contribuyendo también de esta forma a potenciar el control rítmico de su cuerpo, su expresión corporal y mejorar su coordinación.