Mamá explica la razón por la que enseña a su hijo que compartir no es una obligación
A cierta edad, los niños son renuentes a compartir y esta mamá explica su punto de vista al respecto en una carta.
Mamá explica la razón por la que enseña a su hijo que compartir no es una obligación

Desde pequeños a todos nos enseñan que debemos compartir, que eso nos ayudará en el futuro, cuando seamos adultos y los niños que no comparten, se vuelven a los ojos de todos, pequeños groseros egocéntricos. Pero esta mamá, da sabias razones por las que enseña a sus hijos que compartir no es una obligación y es una decisión personal.

 

Su nombre es Alanya Kolberg y ella explicó a través de un texto en redes sociales las razones por las que no obliga ni enseña a sus hijos a compartir sus juguetes. Ella comenta que el compartir debe ser una decisión propia y si el niño no se siente cómodo haciéndolo, al no hacerlo será un pensador independiente, lo que lo convertirá en un adulto fuerte. Pero así lo explicó ella:

 

“ MI NIÑO NO TIENE QUE COMPARTIR CON EL TUYO”

 

Tan pronto como llegamos al parque, Carson fue abordado por al menos 6 niños, de una vez exigiendo que él comparta su Transformers, su figura de Minecraft, y el camión. Estaba visiblemente abrumado y se aferraba a su pecho cuando los niños los alcanzaron. Él me miró.

“-Puedes decirles que no, Carson” -dije-. -“Diles que no, no tienes que decir nada más”.

Por supuesto, tan pronto como él dijo que no, los muchachos corrieron a mí diciendo que él no estaba compartiendo. Yo dije: “Él no tiene que compartir contigo, dijo que no, si quiere compartir, lo hará”.

 

Eso ocasionó algunas miradas feas de otros padres. Sin embargo, si yo, un adulto, entro al parque comiendo un sándwich, ¿tengo que compartir mi sándwich con extraños en el parque? ¡No! ¿Algún adulto bien educado, un extraño, intentarían servirse de mi sándwich y se enojarían si no los dejara? No, otra vez.

Así que en realidad, mientras me estás mirando feo, presumiblemente pensando que mi hijo y yo somos groseros, ¿quién carece de modales aquí? ¿La persona renuente a regalar sus 3 juguetes a 6 extraños, o los 6 desconocidos que exigen que se les dé algo que no les pertenece, incluso cuando el dueño está obviamente incómodo?

 

El objetivo es enseñar a nuestros niños cómo funcionar como adultos. Aunque conozco a algunos adultos que claramente nunca aprendieron a compartir como niños, sé mucho más quién no sabe cómo decir no a la gente, o cómo establecer límites, o cómo practicar el autocuidado. Yo incluìda. En cualquier caso, Carson sólo traía los juguetes para compartir con la hija de mi amiga, que nos reuníamos en el parque. Sólo no quería compartir con los niños codiciosos porque estaba emocionado de sorprenderla con ellos.

 

La próxima vez que tu hijo corra a ti molesto porque otro niño no está compartiendo, por favor recuerda que no vivimos en un mundo en el que es propicio para renunciar a todo lo que tienes a nadie sólo porque lo han dicho, y esto no va a enseñar a mi hijo que esa es la forma en que funciona ”.

 

¿Qué opinas?