Ir
¿Por qué no se pueden nadar los niños después de comer?
Esta prohibición se ha hecho desde hace mucho tiempo.
¿Por qué no se pueden nadar los niños después de comer?

Desde hace tiempo se menciona que cuando los niños comen y se meten a la alberca hay un corte en la digestión que puede ser peligroso. Pero es un error decir que hay un corte de digestión, el nombre correcto es hidrocución y que el problema no es el agua, ni la digestión, sino el cambio de temperatura.

 

El cuerpo está caliente y de repente entran en contacto con el agua, que según la época del año, puede estar relativamente fría (o no lo suficientemente caliente) y la diferencia de temperatura provoca una reacción tal en el cuerpo que se inhibe la respiración y la circulación sanguínea y se produce una sobrecarga en el corazón que acaba en síncope. Al suceder en el agua es especialmente peligroso porque el niño se puede hundir.

 

Así que lo que complica el hecho no tiene nada que ver con la digestión y es importante vigilar que no haya un cambio brusco de temperatura. Hayan comido o no, la entrada al agua, si está fría, debe ser progresiva. Se recomienda meter los pies e ir poco a pocos metiendo las muñecas, la pancita, etc. Así el cambio de temperatura del cuerpo se produce de manera muy gradual y el cuerpo se va habituando sin riesgos.