Ir
¿Qué ocasiona en los niños el consumo excesivo de dulces?
Los expertos no recomiendan prohibirlos, pero sí controlar el consumo.
¿Qué ocasiona en los niños el consumo excesivo de dulces?

Según expertos, el inadecuado consumo de estos productos en los niños puede llegar a producir estados de agitación psicomotora que dan como resultado desórdenes de sueño, debido a que el azúcar aumenta la glucosa, lo que genera hiperactividad.

 

Y en cuestiones digestivas, se pueden presentar contratiempos relacionados con el aumento de cólicos y dolor abdominal, igualmente síntomas como diarrea y vómito. Además, si los comen antes de sus alimentos, provocan saciedad, por lo que dejan de tener apetito.

 

A los niños les encanta comer caramelos, pero es recomendable limitar su consumo, más no prohibirlos, evita dárselos antes de comer, es preferible que sea después, como postre. Es importante que los niños se laven los dientes después del consumo de las golosinas para evitar la presencia de caries y evita darles caramelos demasiados duros o pegajosos que puedan dañar sus dientes ya que este tipo de dulces los hacen más propensos de sufrir rupturas o lastimar las encías.