Conoce los diferentes tipos de psicomotricidad
Aunque todos son necesarios, te decimos cuáles son y cuáles son sus beneficios.
Conoce los diferentes tipos de psicomotricidad

En los primeros años de vida, la psicomotricidad juega un papel muy importante ya que influye directamente en el desarrollo intelectual, afectivo y social de los niños, ayudándolos en la relación con su entorno y tomando en cuenta aspectos únicos e individuales de cada uno, así como sus necesidades e intereses. El trabajo psicomotor se divide en tres niveles:

 

A nivel motor, el cual le permitirá al niño dominar y controlar su movimiento corporal.

 

A nivel cognitivo, permite la mejora de la memoria, la atención, la concentración y la creatividad del pequeño.

 

A nivel social y afectivo, permitirá a los niños conocer y afrontar sus miedos y relacionarse con los demás.

 

Además, existen tres técnicas importantes en cuanto al trabajo de psicomotricidad que se realiza:

 

La práctica psicomotriz educativa, que puede ser del tipo preventivo y son ejercicios lúdicos de coordinación para reconocer las habilidades corporales.

 

La práctica de ayuda psicomotriz terapéutica, la cual tiene la finalidad de ayudar a pequeños con algún tipo de discapacidad.

 

Y la psicomotricidad acuática, para estimular los movimientos coordinados voluntarios sobre el agua de los bebés.