Cómo prevenir las cabeza plana en el bebé
Conoce qué es la plagiocefalia en el bebé, cómo puedes prevenir este problema y darle tratamiento.
Cómo prevenir las cabeza plana en el bebé

Desde hace unos 20 años, la Academia Americana de Pediatría recomendó a los papás que debían dormir a los bebés tendidos boca arriba con el objetivo de prevenir la muerte de súbita del lactante. Sin embargo, y a pesar de los excelentes resultados, esta medida ha causado un efecto colateral negativo y ha ocasionado plagiocefalia en los bebés, es decir, síndrome de la cabeza plana.

 

La plagiocefalia es ocasionada por los aplanamientos occipitales simétricos o asimétricos en el recién nacido, los cuales necesitan dispositivos especiales para corregir la malformación, llamados órtesis craneales: una especie de cascos que ayudan al bebé a recobrar la simetría de su cráneo.

 

Carlos Pérez Díaz, especialista del Servicio de Neurocirugía del Hospital Universitario Infantil de Niño Jesús, indica que este tipo de deformaciones craneales se producen “por compresión intraútero sobre todo tras el encajamiento en el noveno mes de gestación, o una vez que el bebé ha nacido por un apoyo continuado de éste sobre el mismo lado”.

 

TE RECOMENDAMOS: Bebés “cabezones” serán más exitosos, según estudios

 

 

 

Cómo prevenir la cabeza plana en el bebé
Conoce cómo prevenir la plagiocefalia en el bebé y darle tratamiento.

 

 

Para prevenir esta malformación, se recomienda a los papás tomar las siguientes medidas:

 

-Cambiar la posición del bebé cada noche

 

-Si el bebé no tolera dormir de costado, se puede utilizar un cojín antivuelco, el cual es recomendable sujetar con velcro al pijama del niño.

 

-Evitar el apoyo de la cabeza en el tiempo en que el niño permanezca despierto, si es que ya presenta algún signo de aplanamiento.

 

-Realizar ejercicios de columna cervical de 5 a 10 minutos diarios, de preferencia después del baño (girar su barbilla hasta el hombro, mantenerla 10 segundos y realizar el mismo movimiento al lado contrario y repetir).

 

Es importante asistir con el pediatra para que descarte cualquier tipo de problema, y en caso de haberlo, darle seguimiento para atenderlo a la brevedad.

 

NO TE PIERDAS: 5 tips para cuidar la cabeza de tu bebé