¿Por qué se necesitan voluntarios para abrazar a bebés?
Este llamado de ayuda tiene un objetivo que te encantará.
¿Por qué se necesitan voluntarios para abrazar a bebés?

Algunos hospitales y centros de atención en Estados Unidos hicieron un llamado de ayuda para ofrecer consuelo físico a los bebés de madres adictas a analgésicos y otras drogas logrando una gran respuesta de personas deseosas de ofrecerle un abrazo a los bebés durante los difíciles días de abstinencia que tienen que sobrellevar al dejar de recibir las drogas que les llegaban cuando estaban en el vientre de sus madres adictas.

 

Los bebés que son hijos de madres adictas a analgésicos, heroína o metadona son muy vulnerables ya que sufren del Síndrome de abstinencia neonatal (SAN) y por ello es necesario recibir el cariño que necesitan durante sus primeras semanas por voluntarios cuya única tarea es abrazarlos. Los síntomas varían dependiendo de qué tomaba la madre, pero pueden incluir llanto excesivo, fiebre, irritabilidad, respiración rápida, convulsiones, trastornos del sueño, temblores, vómitos y sudoración.



Además, numerosos estudios han demostrado los beneficios del contacto físico humano y el personal médico ha confirmado que el reclutamiento de voluntarios para abrazar y acurrucarse con los bebés, mientras quizás les cantan o les susurran mensajes dulces, tiene un efecto positivo en los recién nacidos.

 

Muchos bebés pasan semanas o meses en el hospital, mientras los van desacostumbrándose gradualmente de los medicamentos a los que fueron expuestos y como muchos no están con sus padres o sus madres, ya que pasan muchas horas del día asistiendo a programas de rehabilitación de drogas, los bebés se encuentran solos.