Leche de fórmula puede causar daños renales en bebés prematuros
¡Un punto más a favor de la lactancia materna!
Leche de fórmula puede causar daños renales en bebés prematuros

Es un hecho comprobado que la leche artificial o de fórmula tiene muchas desventajas en comparación con la leche materna y una muy significativa recae en la salud de los pequeños prematuros o nacidos con bajo peso.

 

Un estudio reciente, publicado en la revista Journal of Human Lactation, demostró que la leche artificial aumenta el riesgo de daño renal en los recién nacidos de muy bajo peso, lo que comprueba lo importante que es que esos bebés sean amamantados.

 

Esta investigación comprobó que la leche materna se adapta a cada bebé,  de manera que la leche de un bebé de muy bajo peso es muy diferente a la de un bebé nacido a término. Gracias a esta capacidad de adaptación, la mayoría de nutrientes presentes en la leche materna están en una proporción perfecta de requerimientos nutricionales del bebé, y por eso el riñón no tiene que hacer un trabajo excesivo de filtado.

 

La leche artificial, al ser leche de vaca modificada y adaptada y al ser estándar para todos los bebés, puede tener algunos excesos en su composición y hacer que los riñones de los bebés tengan que trabajar más, provocando una lesión renal aguda neonatal.

 

Este estudio evaluó a 186 bebés (114 bebés amamantados y 72 alimentados con fórmula), y vieron que los bebés que recibían fórmula tenían un 80% más de probabilidades de sufrir una lesión renal aguda.