Ir
Principales mitos sobre el cuidado del bebé
Desde los clásicos remedios de la abuela hasta creencias que pasan por generaciones, existen muchos mitos que debes conocer.
Principales mitos sobre el cuidado del bebé

Estos son los principales falsos mitos que debes olvidar por completo.

 

Mito 1

Si estornudan, están enfermos

No siempre es así, los estornudos y la tos son mecanismos que tiene el cuerpo para limpiar las vías respiratorias. Se liberan de las secreciones que se acumulan en sus vías respiratorias mediante toses y estornudos. Y aunque sí es un síntoma de resfiado, si no viene acompañado con otro malestar como fiebre, ¡relájate!

 

Mito 2

Los bebés nadan por instinto

No sólo es falso, sino que muy peligroso. Es cierto que dejan de respirar cuando se sumergen en el agua, ¡pero sí se pueden ahogar!

 

Mito 3

Llorar ayuda a madurar sus pulmones

No se ha demostrado alguna relación entre el llanto y la maduración de los pulmones. Un bebé que llora lo hace porque le ocurre algo y siempre deben saber que las personas de su entorno lo quieren y lo protegen.

 

Mito 4

El azúcar quita el hipo

Muchos bebés tienen hipo por la inmadurez de su sistema neurológico. No es aconsejable probar alguna de las medidas que se aconsejan a los adultos. ¡El hipo desaparecerá por sí solo!

 

Mito 5

No deben salir hasta después de los 15 días de nacido

Aunque no se le debe exponer mucho al aire libre. Puedes salir teniendo ciertas precauciones como abrigarlo suficiente en frío o mantenerlo fresco en el calor y ¡lejos de los rayos del sol!

 

Mito 6

Si le salen los dientes rápido, serán más inteligentes

La inteligencia del bebé depende de los genes que haya heredado de sus familiares y de los estímulos que le ofrezcan las personas de su entorno. No tiene nada que ver con el momento en que le salgan los dientes.

 

Mito 7

Si agregas cereal al biberón, dormirá mejor

¡Mucho cuidado! Puede tener el efecto contrario y provocar que el pequeño se despierte aún más a menudo por sentirse pesado o con cólicos.

 

Mito 8

Al nacer ¡no ven nada!

¡Claro que ven! Los recién nacidos ven mejor a una distancia entre 15 y 30 centímetros. A medida que crece, su visión se va ampliando y al medio año ya ve a la perfección los objetos que se encuentran a una distancia de entre tres y cuatro metros. El bebé distingue los colores y, en los primeros meses, prefiere los contrastes fuertes y los tonos contundentes.

 

Mito 9

No se les debe cortar las uñas los primeros meses

Las uñas de las manos pueden ser bastante largas y muchos niños se lastiman la carita. Aprovechar un momento en que el pequeño esté tranquilo o durmiendo para cortarlas.

 

Mito 10

Raparlo hará que el pelo le crezca más fuerte

Los recién nacidos pierden casi todo el cabello con el que nacen, cambiándolo por una especie de pelusilla. Así que no tiene sentido cortarles el pelo antes de los seis meses.

 

TE RECOMENDAMOS: 10 cuidados del bebé recién nacido