Razones para prolongar la lactancia lo más que se pueda
Después de leer esto, querrás seguir por más de seis meses.
Razones para prolongar la lactancia lo más que se pueda

Aunque muchas mujeres luchan cada día por seguir la lactancia no todas lo consiguen o lo hacen justo el tiempo que la OMS recomienda, sólo 6 meses, algunas incluso menos. En estos casos, muchas mamás han dejado de amamantar a sus bebés por las críticas constantes, pero según la siguiente información, la lactancia prolongada tiene grandes beneficios tanto para la mamá como para el bebé.

 

Según una Reseña de la Evidencia Científica que fue evaluada en el año 2002 por el Comité de lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría, se descubrió que cuantos más meses es amamantado un niño mejores resultados se obtienen mayores beneficios en: problemas graves por diarrea, infecciones respiratorias agudas, otitis media e infecciones del oído y otras enfermedades infecciosas, desarrollo, enfermedades crónicas como obesidad, diabetes y cáncer, efectos en la salud materna, es especial, cáncer de mama y cáncer de ovario, además de los beneficios económicos.

 

La OMS realizó una revisión y un meta análisis de la evidencia sobre las ventajas de lactancia materna prolongada y demostró además otros beneficios como: menor presión arterial, menor colesterol total,  mayor rendimiento en pruebas de inteligencia, menor incidencia de obesidad y menor probabilidad de sufrir diabetes tipo 2.

 

Un estudio reveló que la leche de madres que están amamantando un año o más es más rica en grasa y energía que la leche de madres que amamantan a bebés pequeños. Por otra parte, hasta los siete años el sistema inmunitario del niño no está desarrollado, es más que evidente que la leche materna será mucho más beneficiosa que cualquier otro tipo de leche debido a su alto porcentaje en anticuerpos y otras células que ofrecen protección contra infecciones.

 

Existe un estudio que encontró una relación entre la lactancia materna y el desarrollo cognitivo, ya que  cuantos más meses haya sido alimentado el niño, mejores resultados se obtienen tanto en las pruebas de inteligencia como en desarrollo psicomotor. Según la Dra. Ibone Olza, psiquiatra infanto-juvenil y perinatal, “la lactancia materna produce unos cambios neuroanatómicos en el cerebro del bebé, gracias a la oxitocina liberada, que perduran en el tiempo y hacen que cuando ese bebé llegue a la edad adulta, pueda ejercer una actitud de mayor apego con sus propios hijos” Así que la lactancia prolongada facilita una mejor comprensión del lenguaje y visión espacial. En este sentido, los niños alimentados con leche materna durante más tiempo presentan mayor facilidad en funciones ejecutivas, planificación, inteligencia social y emocional y con el lenguaje e incrementa su interés por las relaciones sociales.

 

Cada cierto tiempo salen nuevos estudios que relacionan el hecho de amamantar con la incidencia de cáncer de mama, de hecho, cuanto más tiempo se haya amamantado, menos probabilidad de sufrir este tipo de cáncer. También se relaciona la lactancia materna prolongada con un riesgo menor de cáncer de ovario y de sufrir osteoporosis.