Diferencias entre niñas y niños que van más allá de lo físico
Además de la evidente diferencia en los órganos sexuales, ¿existe algo que los hace diferentes en el comportamiento? La ciencia lo explica.
Diferencias entre niñas y niños que van más allá de lo físico

Hay unas diferencias físicas evidentes entre niñas y niños. Además, ciertas diferencias hormonales y cerebrales hacen que los varones sean un poco más grandes, pesados y fuertes que las niñas y tienen movimientos corporales más amplios. Las niñas suelen tener una mayor coordinación física y un desarrollo más precoz, sobre todo en el lenguaje. Se calman con más facilidad de sus rabietas y son algo más expresivas en los gestos y en el habla.


Según estudios,  las niñas tienen más fluidez de lenguaje, aunque esa diferencia no radica en mayor riqueza de vocabulario, ni en comprensión y razonamiento verbal, habilidades que incluso a veces sobresalen en los chicos. Por otro lado, los niños tienen mejor razonamiento aritmético, pero las niñas les superan en cálculo numérico. Los niños destacan en el campo de las aptitudes mecánicas y espaciales, así como en los grandes movimientos corporales (coordinación dinámica general), pero las pequeñas tienen más destreza manual, con un mejor control de la muñeca y los dedos (motricidad fina); por eso las niñas aprenden a vestirse antes y mejor que los niños y les superan abrochando botones, haciendo nudos y, en general, en tareas que requieren destreza y rapidez con las manos. También son mejores en la percepción rápida de detalles y en tareas que requieren cambios frecuentes de atención, así como en ciertos tipos de memoria.