¿Por qué todos los papás debemos aprendan Reanimación Cardiopulmonar?
Cada mes el Instituto Nacional de Perinatología imparte el curso a papás.
¿Por qué todos los papás debemos aprendan Reanimación Cardiopulmonar?

Cuando un bebé prematuro requiere de una reanimación cardiopulmonar (RCP) o necesita oxígeno por tiempo prolongado, propicia un padecimiento que se llama displasia broncopulmonar que los hace más reactivos a factores externos como el frío.

 

La doctora María Hernández Peláez del Instituto Nacional de Perinatología comenta que cuando ocurre un evento de falta de oxígeno, el saber realizar una reanimación cardiopulmonar garantiza una sobrevida del 57% de los casos.

 

En el RCP neonatal, que va desde las 28 semanas de vida, se aplica una insuflación y tres compresiones torácicas; y para el lactante menor, que va desde los 28 días hasta los dos años, dos insuflaciones y 30 compresiones torácicas.

 

La especialista comenta que si un bebé recibe RCP de manera temprana, tiene una mejor evolución neurológica y menos riesgo de desarrollar parálisis cerebral o tener secuelas neurológicas. Por ello, desde hace cuatro años, una vez al mes, el Instituto Nacional de Perinatología imparte el curso RCP Neonatal para papás con la finalidad de que todos los padres tengan conocimientos básicos para actuar adecuadamente.

Una de las partes teóricas que se enseñan es el sistema de emergencia, donde se utiliza una nemotecnia (oración corta y fácil de recordar que ayuda a relacionar palabras); esta es PAS (proteger, avisar, socorrer). El curso está pensado para los padres, pero el personal de guardería puede tomarlo también.