¿Es bueno o malo envolver de taquito a los bebés?

Publicado el día 06 de Junio del 2017, Por @Padresehijos

Aunque es parte de nuestras tradiciones, aquí te decimos lo que los expertos mencionan.

Aqui va un banner...

En México se acostumbra envolver a los bebés “como taquito” pues se piensa que así están más cómodos y seguros y ellos sienten como si estuvieran dentro del vientre materno.

 

Y al respecto existen dos vertientes: el doctor Nicholas Clarke comenta que mantener al bebé envuelto de esa forma puede ser perjudicial para él, ya que al mantener las piernas del bebé estiradas restringiendo el movimiento puede llegar a alterar el desarrollo de la articulación de la cadera y además, puede producirse un sobrecalentamiento y con esto un mayor riesgo de muerte súbita.

 

Los bebés que son envueltos de forma muy apretada pueden desarrollar problemas de las caderas. Los estudios han revelado que enderezar las piernas y envolver las piernas de un bebé una con una manta apretada puede causar dislocación de la cadera o displasia de cadera, una formación anormal del empalme de la cadera donde la parte superior del hueso fémur no empalma dentro del zócalo del hueso de la cadera. Por ello, la Sociedad Ortopédica Pediátrica de Norteamérica y la División de Ortopedia de la AAP, promueven envolver al bebé de manera que proteja las caderas, permitiendo que las piernas del bebé se puedan doblar y estirar.

 

Y por otro lado, la American Academy of Pediatrics (AAP) dice que cuando se hace correctamente, puede ser una técnica eficaz para ayudar a tranquilizar al bebé y a promover el sueño.

 

Para que sea una práctica segura es importante:

 

No dejarlo completamente rígido y si vemos que el bebé intenta salir es por que no está cómodo, debemos darle libertad.

Ten cuidado de no envolverlo tan apretado que interfieran con su respiración, y no tapes su cara con la manta.

Si notas que suda, es mejor destaparlo.

Si los bebés están envueltos, deben ser colocados solamente sobre su espalda (boca arriba) y ser supervisados para que no se volteen accidentalmente. Algunos estudios han revelado que existe un riesgo creciente del SMSL y de asfixia accidental cuando los bebés envueltos en mantas se colocan boca abajo o si se voltean por sí solos sobre su estómago