Cosas que jamás debes hacerle a un bebé
Y está comprobado que no son un mito.
Cosas que jamás debes hacerle a un bebé

Existen diversas recomendaciones de médicos, abuelos y expertos en crianza sobre algunas acciones o hábitos que pueden ser peligrosos o dañinos para la salud y desarrollo de lo niños. Este listado es la muestra de que algunas cosas que parecen insignificantes, no los son en los niños.

 

No hacerle caso

Los bebés no lloran por llorar. Es importante estar atentos y aprender a diferenciar entre un llanto y otro, ya que será distinto dependiendo de la necesidad. El problema es que un niño que se siente ignorado se angustiará y lo expresará llorando. ¡A nadie le gusta sentirse ignorado!

 

Dejarlo llorar hasta que se duerma

Los argumentos de este método es que no los haces dependientes de ti y que deben aprender a manejar sus emociones y calmarse. Pero lo que se ha comprobado es que cuando el bebé está estresado libera cortisol, una hormona que ocasiona muerte neuronal. La reactividad al estrés puede establecerse como un patrón de vida no solamente para el cerebro a través del sistema de respuesta al estrés, sino para el cuerpo a través de un nervio vago que afecta a múltiples sistemas.

 

Sacudirlo

Esto no es bueno hacerlo ¡ni jugando! Se conoce como Síndrome del Bebé Sacudido, un traumatismo en el que el cerebro se desplaza hacia atrás y hacia adelante; puede causar ceguera, pérdida auditiva, trastornos del habla, hemorragias, retraso mental, daños en el cuello y la espina dorsal, e incluso la muerte.

 

No cargarlo ni abrazarlo mucho

Los bebés no se acostumbran a los brazos ¡los necesitan! Hasta que un bebé cumpla 18 meses es indispensable que sienta el afecto por medio del contacto cuerpo a cuerpo, esto fortalecerá los vínculos afectivos. Además, se ha comprobado que una separación de apenas tres horas al día entre el bebé y su cuidador puede causar déficit de memoria y reduce la actividad de los receptores de serotonina y oxitocina. 

 

Pegarle

La violencia nunca es una solución con nadie ¡y menos con un bebé! Al tratarlos con violencia ellos aprenden que es la forma en que se debe guiar. Obedecen a golpes y eso es lo único que aprenden. 

 

Dormirlo boca abajo

Esta es la forma en que más bebés presentan Síndrome de Muerte Súbita, ya que aumenta el riesgo de asfixia. Lo mejor es dormirlo boca arriba. 

 

Dejarlo solo

Los bebés deben estar constantemente bajo vigilancia, es de gran riesgo dejarlos completamente solos.  Un bebé que es dejado sólo por grandes períodos de tiempo se convierte en una persona con grandes heridas emocionales e inseguridades toda la vida.