Cómo preparar a tu perro para la llegada del bebé
Hasta el momento ha sido el rey de la casa, así que conviene tener un plan bien elaborado para evitar un susto o celos por parte de tu mascota.
Cómo preparar a tu perro para la llegada del bebé

Hace poco salió a la luz una triste noticia donde una bebé de seis meses fue atacado por el pitbull de la familia de nueve años. Lo que es difícil de comprender es que eso suceda cuando son perros domésticos y ven crecer a los bebés por meses sin tener ningún problema y los dueños confían plenamente en que su mascota es incapaz de hacer algo así. Pero a veces, desafortunadamente, pueden sorprendernos.

El doctor Richard Fujie, veterinario del King Street Pet Hospital, comenta que los ataques de mascotas contra un niño son raros porque la mayoría de los perros se dan cuenta de que el bebé es especial, pero sí pueden pasar.

 

Según el libro “Be prepared” de Gary Greenberg y Jeannie Haydn, el perro ve el mundo diferente a nosotros. Para él eres el macho alfa y unidos son una manada, pero con la llegada de otros miembros, como el caso de un bebé, el perro podría llegar a experimentar varias semanas de depresión postparto. Por ello los expertos recomiendan preparar al perro para el nuevo integrante y de esta forma no sólo lo aceptará, sino que sabrá que debe protegerlo y ser leal.

 

El perro aprende por asociación, así que si nota cambios negativos hacia él con la llegada del bebé, puede asociar esos hechos al recién nacido. Por eso cambios como el lugar en el que duerme o come deben hacerse antes de la llegada del bebé.

 

Acostumbra al perro al llanto de un bebé. Hazlo por medio de audios para que se acostumbre al sonido.

 

Simula que el bebé está en casa. Puedes hacerlo con un muñeco y que se vaya acostumbrando a la nueva dinámica familiar.

 

Asegúrate de que el perro comprenda claramente las órdenes simples como: “¡Acuéstese!” “¡Quieto!” y “¡Deja eso!”.

 

Mantenlo saludable y con todas sus vacunas.

 

En cuanto llegue el bebé:

 

Deja que huela alguna prenda usada por el bebé para que empiece a reconocer su olor y pueda crear un vínculo con él.

 

Como mamá estuvo fuera varios días, el perro saltará al verla, lo mejor es que no lleve al bebé en brazos cuando entre a casa.

 

Cuando se haya calmado, colócale una correa y permitirle que lo observe pero no tan cerca.

 

Después de haya olido al bebé, haz el acercamiento de manera gradual.

 

Recuerda que aunque es un perro de casa no es bueno que lama la carita del bebé en los primeros meses de vida, ya que la suciedad y las bacterias podrían ser muy peligrosas para el pequeño.

 

Aunque tu perro sea el más dócil, no lo dejes sin tu supervisión cerca del bebé.