Ir
Guía de alimentación de un bebé prematuro
La nutrición es la clave para una mayor sobrevida en estos pequeños.
Guía de alimentación de un bebé prematuro

Si eres mamá de un bebé pretérmino, existen muchas dudas, sobre todo de alimentación del bebé cuando es prematuro. Aquí te damos una lista de las preguntas más frecuentes sobre alimentación, incluso algunas sobre los beneficios del DHA y la alimentación básica para tu bebé.

 

Es probable que tu bebé tenga necesidades nutritivas especiales si nació antes de tiempo. Por eso te compartimos esta guía de nutrición con la que puedes ayudar a tu pequeño a tener un mejor desarrollo.

 

La mayoría de los bebés pretérmino tienen bajo peso al nacer, por lo que deberás prestar mucha atención a las recomendaciones y consejos que te brinde tu médico. Si tu bebé es muy pretérmino para la lactancia, puedes sacarte leche y la enfermera se la dará a través de una sonda; recuerda que la leche de la propia madre es la mejor nutrición.

 

A veces los médicos recomiendan un fortificador de leche materna para darle más proteína, vitaminas, calcio y otros nutrientes que necesita en esta etapa inicial. En caso de que no puedas amamantar puedes confiar en las fórmulas especialmente diseñadas para bebés pretérmino. El médico deberá recomendar lo mejor para el bebé.

 

Los bebés pretérmino pueden tener más problemas digestivos que los bebés que nacen a término, esto puede ser debido a que sus habilidades de alimentación y su intestino no se han desarrollado o madurado plenamente, esto significa que puede comer muy lento, que puede tener reflujo, distensión de su pancita o desarrollar una aversión a la alimentación. Pero hay algunas cosas que puedes intentar:

 

• Lleva un registro de su alimentación, para que puedas ver qué tan seguido tiene reflujo.

 

• Supervisa su progreso con las tablas de crecimiento que tu médico te puede brindar. • Intenta que siga un horario de sueño.

 

• Revisa que esté completamente despierto antes de darle de comer.

 

• Quédate al pendiente de las señales que te dé, para que notes cuando ya esté satisfecho o cansado.

 

• Introduce los sólidos poco a poco, cuando llegue el momento en su desarrollo. El pediatra te orientará.

 

• Los bebés pretérmino comen cada tres horas, y a veces con más frecuencia.

 

• Elabora un horario con el médico y trata de apegarte a él. Si nace con alguna complicación por ser pretérmino, probablemente el médico recomiende algún programa de estimulación infantil. Por lo general, esto consiste en trabajar con un fisioterapeuta o médico especializado para que aprendas cómo ponerlo a hacer ejercicios suaves, cómo colocarlo en buenas posturas y cómo interactuar con tu bebé para ayudarlo con su desarrollo físico y emocional. Los programas de intervención temprana pueden ayudarte con las habilidades sociales y funcionales.