Ir
“Con cada ultrasonido aparecía un bebé más”, explica la madre de quintillizos
Esta mamá explica el asombro de tener cinco bebés al mismo tiempo.
“Con cada ultrasonido aparecía un bebé más”, explica la madre de quintillizos

Todo comenzó en 1986 cuando Cecilia Baconsky intentaba quedar embarazada, pero le comentaron que tenía un obstrucción en las trompas de falopio, por eso no lograba quedar embarazada. El 1992 se embarazó pero de 5 bebés. "Yo quería tener muchos hijos, pero de a uno", se ríe ahora Cecilia.

 

La madre de los quintillizos Ruffini y su historia es -junto a la de los quintillizos Riganti y a la de los sextillizos López- una historia que asombró a todos en la década del 90.

 

Como ahora cuenta: en el primer intento de fertilización in vitro, en 1991, le transfirieron tres embriones. No se logró ninguno. "En el segundo intento, transfirieron cinco. Como en ese entonces no había selección de embriones, lo que creían es que a lo sumo podían quedar dos o tres La primera ecografía, una semana después de la transferencia, mostró que estaba embarazada de trillizos. La siguiente ecografía mostró que no había perdido ninguno, al contrario: Apareció el cuarto bebé. Me mandaron coserme el cuello del útero para que si algún embrión quedaba a mitad de camino no perjudicara al resto". Para hacerle la intervención le hicieron otra ecografía. Nadie lo podía creer: apareció un quinto bebé.


El 4 de noviembre de 1992, los quintillizos -cuatro nenas y un varón- nacieron por cesárea, pequeños, algunos fueron grandes guerreros y ahora ella y sus cinco hijos viven felices.