Conoce la historia de los 28 mil patitos de hule que se perdieron en el mar

Publicado el día 11 de Abril del 2018, Por PADRES E HIJOS

Han pasado más de 20 años, y todavía estos patitos siguen llegando a diferentes costas del mundo

...

¿Sabías que en este momento hay miles de patitos de hule navegando por las diferentes aguas marinas alrededor del planeta?

 

Sí, esos mismos patitos con los que juega tu peque en la bañera, se encuentran recorriendo el mundo a mar abierto. Su historia comienza de la siguiente manera:

 

El 10 de enero 1992, un buque que llevaba cargamento de la compañía china First Years Inc. fue golpeado por una tormenta que desplegó su fuerza en el Océano Pacífico, arrojando al agua un contenedor que transportaba cerca de 28 mil patitos de hule.

 

El contenedor se abrió por la fuerza de las olas y la tormenta, por lo que dejó libres a todos los patitos, los cuales se dispersaron por las interminables aguas.

 

¿Sabías que en este momento hay miles de patitos de hule navegando por las diferentes aguas marinas alrededor del planeta?

 

Sí, esos mismos patitos con los que juega tu peque en la bañera, se encuentran recorriendo el mundo a mar abierto. Su historia comienza de la siguiente manera:

 

El 10 de enero 1992, un buque que llevaba cargamento de la compañía china First Years Inc. fue golpeado por una tormenta que desplegó su fuerza en el Océano Pacífico, arrojando al agua un contenedor que transportaba cerca de 28 mil patitos de hule.

 

El contenedor se abrió por la fuerza de las olas y la tormenta, por lo que dejó libres a todos los patitos, los cuales se dispersaron por las interminables aguas.

 

Parece una tragedia, al menos para los patitos, pero hasta el momento su historia no ha acabado: a pesar del tiempo transcurrido, estos patitos han ido apareciendo en las distintas costas del mundo: lugares como Alaska, Hawái, Sudamérica, Escocia y los desiertos de hielo del Ártico, han sido los diferentes destinos a los que han llegado los temerarios patitos.

 

No todo ha sido negativo para ellos, ya que coleccionistas de cosas raras (porque debemos admitir que esto es muy poco común) han ido por el mundo buscando a los patitos para darles un hogar y reconocimiento merecido.

 

Y por si fuera poco, estos patitos han contribuido a una noble causa para la ciencia: oceanógrafos han desarrollado nuevas investigaciones sobre las corrientes marinas circulares como los giros oceánicos. Estos han reconstruido la trayectoria de los patitos, tal y como hizo el investigador Curtis Ebbesmeyer, que pudo determinar el punto exacto en que cayó el contenedor, y establecer que un objeto tarda alrededor de tres años para completar un giro oceánico en estas corrientes.

 

Incluso estos patitos fueron inspiración de un libro escrito por el periodista Donovan Hohn, llamado “Moby Duck”, que hace la reflexión sobre los residuos que llegan al mar y que siguen flotando a la deriva.

 

Así que si un día vas a la playa y encuentras un patito de hule, ya sabes su origen y su increíble historia.

 

TEXTO: MIGUEL SORIA 

Te puede interesar:

...