Ir
Señales de que debes visitar a un médico ¡ya!
Si tu hijo presenta algunas de estas señales es momento de visitar a un médico lo antes posible
Señales de que debes visitar a un médico ¡ya!

Hay síntomas que no podemos pasar desapercibidos cuando de nuestros hijos se trata, algunos de ellos parecen inofensivos sin embargo pueden poner en riesgo su vida. Es importante que en cuanto se presente alguno de ellos lo lleves al médico.

 

¡Más vale prevenir que lamentar!

 

DOLOR DE CABEZA. Además de ser una señal de que algo no está bien, requiere que se trate lo antes posible ya que de no hacerlo puede derivar en migraña o tumores cerebrales.

 

DOLOR ABDOMINAL. Aunque puede tratarse de un problema no grave, hay que identificar adecuadamente su origen ya que se puede tratar de apendicitis, torsión o perforación intestinal, entre otras.

 

DIFICULTAD PARA RESPIRAR. No debes dejar pasar por alto esta condición, pues se debe a una crisis asmática, neumonía o algún problema relacionado con el sistema respiratorio. Sin embargo, de no poder respirar necesitas llevarlo a urgencias.

 

ERUPCIONES. Cuando nuestros hijos se lesionan, hay que estar al pendiente de que sus heridas sanen en tiempo y forma, de lo contrario hay que llevarlo al médico para que lo examine. O bien, si presenta erupciones en la piel sin razón aparente.

 

FIEBRE ALTA. Generalmente es síntoma de una infección y en niños menores de cuatro años imperativo llevarlo a que reciba atención.

 

LABIOS AZULES. Debido a que no hay una buena oxigenación del niño, necesita que un experto lo revise y determine las causas así como el tratamiento adecuado.

 

LUNARES. Pon atención a los lunares de tus hijos, particularmente en las zonas donde se presenten “múltiples manchas”. Si alguno o algunos son muy oscuros, claros o rojizos no dudes en llevarlo al doctor, pues además de que pueden derivar en cáncer, pueden ser indicativos de diversas enfermedades.

 

SANGRADO EXCESIVO. Hay que prestar atención en cuánto tiempo deja de sangrar nuestro hijo cuando se lastima, por muy pequeña que sea la herida, ya que si es intenso y/o constante, puede ser síntoma de leucemia o problemas de coagulación.

 

VÓMITO Y/O DIARREA. Estos síntomas pueden provocar deshidratación o bien son consecuencia de otros padecimientos como golpes en la cabeza, en el caso del vómito. Hay que prestar atención y acudir al médico.



Acude a tu médico de cabecera al menos una vez al año para que haga un diagnóstico general de la salud de tu pequeñín.