Ir
Ventajas del parto humanizado para el recién nacido
Al igual que mamá, el bebé tiene derechos que toda la familia debe conocer.
Ventajas del parto humanizado para el recién nacido

El parto normal es un evento en el que están involucrados, principalmente, mamá y recién nacido. Durante este momento, tanto mamá como su bebé se encuentran vulnerables, por lo que es importante que otros miembros de la familia (papá, tíos...) se encuentren presentes para cerciorarse de que se respeten los derechos y cuidados que mamá y recién nacido necesitan.

 

En el parto puede haber una serie de procedimientos que pueden resultar innecesarios, tales como cortar el cordón umbilical antes de tiempo o separar al bebé de manera automática y hasta violenta de mamá.

 

El que mamá y papá decidan a cómo será el proceso del parto, tiene grandes ventajas para el recién nacido, pues facilita su llegada y adaptación al mundo. Cuando el parto es humanizado, el bebé evita el estrés que siente mamá si su parto está siendo manipulado de forma innecesaria.

 

Otra ventaja del parto humanizado para el bebé es que puede gozar de ese primer contacto con mamá, el cual en muchos hospitales y/o clínicas se niega, so pretexto de que hay que bañar al bebé y/o tomar sus signos vitales. En el primer contacto, el bebé puede sentir el calor y la seguridad que sólo mamá puede brindarle.

 

El parto humanizado, además, favorece el comienzo de la lactancia exclusiva. Este paso lo ayudará a adaptarse fácilmente al mundo y también comenzará a fortalecer su sistema inmune.

 

También el papá tiene una mayor oportunidad y libertad de conocer a su bebé, y gozar ambos del primer contacto, lleno de seguridad y confort.

 

El que un bebé viva estos primeros momentos es de gran ayuda para él y su mamá, pues ambos evitan los momentos angustiantes de la separación. Las valoraciones médicas, por ejemplo, pueden realizarse posteriormente de primer contacto.

 

Recuerda que, al conocer esta información, ayudas a erradicar problemas como la violencia obstétrica.