Ir
Casos nuevos de sarampión en América Latina ponen a autoridades en alerta
Los niños en edad escolar son los más propensos a contraer sarampión
Casos nuevos de sarampión en América Latina ponen a autoridades en alerta

Centenares de nuevos casos de sarampión en países de América Latina, ha puesto a las autoridades sanitarias en alerta.

 

De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud, OPS, se han presentado más de mil casos en 11 países en lo que va del 2018, y son los niños en edad escolar los más propensos a contraerlo.

 

Cuauhtémoc Ruiz Matus, jefe de la Unidad de Inmunización Integral de la Familia de la OPS, dijo a la BBC que se trabaja para evitar su propagación y agregó: "Se está realizando un bloqueo alrededor de casos sospechosos, se está mejorando la capacidad de los laboratorios para analizar muestras y se han aumentado las campañas de vacunación".

 

Después de que en 2017 se reportaran 895 casos en total, puso en alerta a las autoridades, pues en lo que va del 2018 se han registrado los siguientes casos: Antigua y Barbuda 1, Argentina 3, Brasil 104, Canadá 9, Colombia 21, Ecuador 3, Estados Unidos 63, Guatemala 1, México 4, Perú 2 y Venezuela 904.



SÍNTOMAS

 

Los síntomas suelen aparecer entre 7 y 14 días después de que la persona se contagia y se inicia con: fiebre alta, tos, moqueo y ojos enrojecidos y llorosos.

 

Dos días después, pueden aparecer puntos blancos dentro de la boca que se conocen como manchas de Koplik. Alrededor de cinco días después se presenta un sarpullido que suele empezar con puntos rojos y planos en la cara que se extiende al cuello, el tronco, los brazos, las piernas y los pies. Sobre los puntos rojos y planos pueden aparecer unos bultos pequeños. Los puntos pueden unirse a medida que se extienden desde la cabeza hacia el resto del cuerpo.

 

Asimismo, la fiebre puede ser de hasta 40 grados centígrados.



CÓMO EVITARLA

 

De acuerdo a la OPS, la manera de evitar la propagación del sarampión es vacunar a los infectados así como a las personas cercanas a ellos.

 

Iniciar jornadas de vacunación alrededor de la o las personas infectadas, además de buscar potenciales enfermos.

 

Asimismo, se requiere dar control de seguimiento a los infectados y capacitar al personal de salud.