Sexo y embarazo, una combinación genial
Sexo y embarazo, una combinación genial

Estás embarazada y feliz, de pronto, surge una inquietud en el panorama: ¿qué va a pasar con tu vida sexual? La sexualidad durante esta etapa, adquiere características particulares. Siempre bajo la orientación del médico y con las precauciones dictadas por el sentido común, la vida íntima puede tornarse una experiencia distinta y sensacional que los introduzca a nuevas dimensiones de placer, a emociones bellas, a vivencias entrañables y, sobre todo, a la posibilidad de conectarse profundamente como pareja.

 

Lo más lindo es lo mucho que una vida sexual plena y gozosa puede beneficiar a la personita que viene en camino. Salvo ciertas condiciones que ameritan una alerta médica, la intimidad durante la gestación puede transcurrir sin problemas.

 

Mes a mes

 

Tu libido, regida por las hormonas, experimentará cambios naturales que tenderán a estabilizarse pasados los primeros meses. Esto es lo que normalmente sucede:

 

Primer trimestre: más de 50% de las mujeres experimentan una disminución del deseo secual como consecuencia de las náuseas, mareo y cansancio. Es un periodo de adaptación.

 

Segundo trimestre: la situación cambia considerablemente. Los temores van desapareciendo, el cuerpo de la mujer se ha adaptado y las molestias iniciales se han esfumado. ¡Es un lapso de plenitud y estabilidad para gozar en pareja!

 

Tercer trimestre: la intimidad podría estar comprometida. Hay transformaciones más que tangibles en el cuerpo que hacen la tarea más complicada y, desde luego, está la ansiedad por el periodo que se acerca. Es un momento incierto en el que, no obstante, la vida sexual puede seguir fluyendo.