¿Quieren tener otro hijo pero no lo logran?
Si desean concebir un segundo hijo y no lo logran, puede deberse a la esterilidad secundaria. Conoce de qué se trata.
¿Quieren tener otro hijo pero no lo logran?

Luego de la llegada del primer bebé, muchas parejas buscan algún tiempo después al “hermanito”, sin embargo no en todos los casos se logra pese a que se intente de manera regular. A esta condición se le llama infertilidad o esterilidad secundaria.

 

La esterilidad secundaria puede afectar a ambos miembros de la pareja y, principalmente, cuando son mayores de 35, puesto que su capacidad sexual y reproductiva comienza un pico descendente natural. Este tipo de infertilidad es normal cuando se presentan problemas para concebir desde el primer hijo, por lo que es necesaria recurrir a tratamientos de reproducción asistida, si se tienen esos antecedentes.

 

TE RECOMENDAMOS: ¿Qué hacer cuando el bebé no llega?

 

 

Qué es la esterilidad secundaria
La infertilidad o esterilidad secundaria se presenta principalmente en parejas mayores de 35 años.

 

 

Entre las causas de la esterilidad secundaria se encuentran: problemas asociados con la eyaculación y ovulación, anormalidades espermáticas, endometriosis, adhesiones pélvicas, fibromas o pólipos en el útero, lesiones pélvicas, Trompas obstruidas, sobrepeso u obesidad. Las causas son similares a la infertilidad primaria, sólo que suelen acentuarse por la edad.

 

A pesar de que los problemas de infertilidad casi siempre generan tensiones y estrés en cualquier clase de relación, la infertilidad secundaria puede llegar a ser especialmente frustrante y estresante, debido a que casi nunca se reconoce o llega a diagnosticar correctamente.


En este caso, los especialistas recomiendan consultar con el médico para determinar las causas de la esterilidad secundaria, modificar el estilo de vida y, si luego de seis meses de intentarlo no lo logran, consultar con expertos en tratamientos de reproducción asistida. La llegada de un pequeño es una gran bendición, y concebir a un segundo hijo es una doble alegría, así que ¡no se desanimen!

 

NO TE PIERDAS: 5 causas de infertilidad femenina