Cosas básicas que tus peques necesitan de ti ¡todos los días!
Las responsabilidades de la maternidad y la paternidad son muchas, pero estas son las básicas
Cosas básicas que tus peques necesitan de ti ¡todos los días!

Los niños son seres indefensos que necesitan de mamá y papá por mucho más tiempo que los animales, por eso te damos un listado para comenzar con esta nueva etapa y que te harán ir por el camino correcto.



Necesidades físicas básicas

Los peques necesitan saber que tienen a alguien que los ama incondicionalmente y que hará todo lo posible porque él esté bien. Es necesario cuidar su alimentación cuando tienen hambre, curarlos, atender cualquier dolor o enfermedad, e incluso las molestias emocionales. Debemos mantenerlos limpios, apoyarlos en todo lo que sea necesario, mantener rutinas, asegurarte de que sienten confianza y de que sean niños felices.

 

Sentirse seguros

Cuando los niños se sienten seguros y protegidos, aprenden  a confiar en otras personas. Los niños inseguros tienden a sentir ansiedad o ser infelices y esto afecta su salud y aprendizaje académico y de la vida. Pero cuando saben que pueden confiar en los adultos que le rodean, crecerán felices, saludables y disfrutarán del mundo.

 

Mucho amor y abrazos

Los abrazos y los mimos ayudan a los niños a sentirse seguros y consolados. Los besos, las caricias, abrazos, las palabras bonitas, tomarlos de la mano al caminar, son buenas formas de mostrar a tus hijos que te importan más que a nada y que los protegerás del mundo exterior.

 

Elogios

Tu peque sólo quiere complacerte, si le alabas cuando hace algo bien o al menos cuando lo intenta, volverá a hacerlo. Eso les da también mucha seguridad y confianza y así aprenderán más fácilmente y valorarán el esfuerzo, se llevarán mejor con los demás, tendrán mejores amigos, se sentirán más felices.

 

Hablar, ser escuchados y respetados

Los peques necesitan que se les escuche siempre que hablan aunque a veces no tenga mucho sentido lo que dicen, necesitan que hay interacción, que les contestes y les enseñes nuevas cosas, pero sobre todo necesitan sentirse amados y protegidos con una base fundamental: el respeto hacia su persona, sus opiniones y sus emociones.