Dieta de la lactancia
Dieta de la lactancia

Uno de los mayores beneficios de la lactancia es la posibilidad de perder el peso ganado durante el embarazo con mayor facilidad. Y es que la producción de la leche es un mecanismo que tiene un gasto calórico muy importante, al igual que el proceso para eyectar la leche. Este periodo es tu mejor aliado para alcanzar tu peso, no el ideal, sino el que tenías antes de embarazo. Para lograrlo, sigue estos consejos.

 


1. Evita el consumo de jugos aunque sean naturales, porque su concentración de azúcar es muy elevada. Mejor come la fruta entera para aprovechar la fibra que posee. Lo ideal son dos o tres raciones de fruta al día, entera, que sea del tamaño del puño de la mano, y si es picada la porción es una taza.

 


2. Prepara bebidas con agua mineral y con cubitos de hielo hechos con jugo de frutas naturales o con gotitas de clorofila.

 


3. Toma té verde frío como agua de tiempo.

 


4. Comer semillas oleaginosas una vez al día, te darán energía y proteínas. Por ejemplo: una porción de 10 almendras o 12 pistaches.

 


5. No tomes más de tres tazas de café al día. Para eliminar la cafeína, bebe un litro de agua.

 


6. Consume proteínas de buena calidad como leche y productos lácteos descremados. También puedes ingerir leche de soya.

 


7. Incluir productos de origen animal con proteínas de alta calidad todos los días, de preferencia bajos en grasa (pescado blanco, huevo, requesón).

 


8. Si quieres comer carne de cerdo debe ser lo más magra posible. De res solo una vez a la semana.

 


9. Evita el consumo de bebidas calóricas como atole o cerveza. Es falso que ingerirlos te ayude a producir mayor cantidad de leche.

 


Para obtener resultados más rápidos, combina con una rutina de ejercicios de bajo impacto para reafirmar tus músculos. ¡Mucha suerte!