Tips para amamantar por primera vez
Te compartimos estos consejos para amamantar al bebé por primera vez con éxito. ¡Toma nota!
Tips para amamantar por primera vez

Foto: Pinterest

El mejor momento para amamantar por primera vez a tu bebé es inmediatamente después del parto, ya que el bebé estará listo y receptivo para alimentarse, pues generalmente los bebés son expertos succionadores y se acoplan muy rápido para comer.

Algunos recién nacidos aprenden rápido a la hora de succionar el pecho, otros, en cambio pueden tardarse o en vez de succionar, lamen el pezón, etc. Cada recién nacido tiene su propio estilo y le tomará tiempo para comenzar a alimentarse de esta forma.

Amamantando-por-primera-vez-may8-pinterest-2

Foto: Pinterest

De la misma manera, cada mamá es diferente y esto le puede tomar tiempo antes de comenzar a amamantar a su bebé. Y para comenzar la lactancia, toma en cuenta los siguientes consejos:  

Acariciarlo para fortalecer el vínculo entre madre e hijo. El contacto íntimo, así como el olor de tu piel o por escuchar los latidos de tu corazón serán un excelente estímulo para comenzar a amamantar al bebé.

El tiempo que cada bebé necesita para completar una toma es diferente. Así, que se debe tener paciencia para que el bebé pueda adaptarse a esta forma de comer. Procura tener a tu bebé a tu lado y ofrécele el pecho a menudo. Así estimularás su deseo para alimentarse.  

No se ofrezcas desde el principio chupones ni biberones al bebé, ya que la forma de succionar estos no es igual que la del pecho, por lo que el recién nacido puede confundirse y posteriormente agarrar el pecho con menos eficacia.

La composición de la leche no es igual al principio y al final de la toma. La leche del principio es más aguada pero contiene la mayor parte de las proteínas y azúcares; mientras que la leche del final de la toma, es menos abundante pero tiene más calorías (el contenido en grasa y vitaminas es mayor).

En la primera semana después de haber nacido tu bebé, se produce la bajada de la leche. Durante esos días los pechos pueden causar molestias por el aumento de la cantidad de sangre y líquidos acumulados en el tejido de soporte, y al comienzo de la producción de leche. Esta situación puede causar incomodidad, pero no debe ser motivo de preocupación,  ya que desaparece en uno o dos días.
 
En casi todos los hospitales existe un consejero de lactancia que te puede brindar la ayuda necesaria para enseñarte cómo amamantar al bebé por si hay problemas para la lactancia.
No dudes en pedir ayuda si sientes dolor o cualquier duda sobre cómo alimentarlo.  

Recuerda que la leche materna es el mejor alimento que le puede ofrecer a tu bebé durante meses, ya que contiene una gran cantidad de nutrientes y anticuerpos que ayudarán a proteger a tu bebé mejor que cualquier leche de fórmula.