Beneficios del sexo en el embarazo
¿Quién dijo que no se puede? El sexo durante el embarazo aporta grandes beneficios a la salud de la futura mamá y del bebé. ¡Conócelos!
Beneficios del sexo en el embarazo

Contrariamente a lo que se piensa, el sexo durante el embarazo es muy recomendable y saludable. Existen algunas contraindicaciones que puede señalar tu médico, pero si no es así puedes continuar con tu vida sexual y disfrutar de los beneficios que ésta te aporta. Aquí todo lo que debes saber del sexo durante el embarazo.

 

1. Claro que puedes tener sexo durante el embarazo. Si tu embarazo es normal y tu médico no indica lo contrario, puedes tener relaciones sexuales hasta justo antes del parto. Si crees que hacer el amor con tu pareja le provoca algún daño al bebé, ¡tranquila! Esto no ocurre.

 

2. El pene de tu pareja no toca al bebé. Hay hombres que aseguran que al tener sexo con su mujer embarazada, "sienten algo" y están plenamente convencidos de que se trata del bebé. Como mucho, lo que estarán tocando es el cuello del útero y este está sellado por una gruesa membrana mucosa que lo protege contra infecciones por lo que no hay forma posible de que dañe al bebé. 

 

4. El sexo como método de preparación para el parto. Con las relaciones sexuales se trabajan los músculos vaginales que intervienen en el parto, ya que se van preparando para las contracciones y la dilatación que se requiere en ese momento. 

 

TE INTERESA: Sexo y embarazo, una combinación genial.

 

Todoloquedebessaberdelsexoduranteelembarazo2

Foto: iStock

 

5. Tu bebé también lo disfrutará. Especialistas explican que cuando la mujer tiene relaciones sexuales los bebés también disfrutan, ya que los orgasmos llenan el cuerpo de hormonas que producen placer y hacen sentir a la futura mamá más feliz y relajada. Por ende, el bebé también se siente más feliz. 

 

6. Orgasmos intensos. Cada embarazo y la vida sexual de una mujer es diferente; sin embargo, muchas mujeres afirman que durante el embarazo experimentan un mayor deseo sexual así como orgasmos más intensos. 

 

7. Nuevas posiciones sexuales. Puede que tus posturas sexuales favoritas, ahora te parezcan incómodas y molestas y ya no disfrutes tanto con ellas como antes. No hay problema, prueba con otras posturas para que puedas disfrutar plenamente de tu vida sexual durante el embarazo. 

 

NO DEJES DE LEER: Sexo después del bebé, ¿qué cambia?