El reloj biológico: ¿una señal para embarazarse?
¿Has sentido la repentina necesidad de tener un bebé? Descubre si tu reloj biológico te está llamando.
El reloj biológico: ¿una señal para embarazarse?

A muchas mujeres nos pasa: vamos por la calle, vemos a un lindo bebé junto a su mamá y nos enternece demasiado; o estamos en el supermercado, pasamos por la sección de bebés, y la ropita, juguetes y accesorios nos atraen sin explicación alguna.


¿Qué nos ocurre? Será que el reloj biológico nos está sonando alguna alarma?


En nuestros tiempos, la maternidad es una etapa que las mujeres hemos postergado debido a cuestiones como la educación y la vida profesional, entre otras. Sin embargo, esto no significa que el cuerpo se adapte completamente a todas nuestras decisiones. Para él, hay momentos decisivos y nos da indicadores de que algo en nuestro organismo ha cambiado. Uno de ellos es el reloj biológico.


Todas las mujeres somos distintas, y por tanto, el reloj biológico de cada una es diferente. Algunas sentirán el llamado a convertirse en madres mucho antes que otras, mientras que algunas tienen esa necesidad mucho después. No hay una edad fija para el que reloj biológico suene su alarma. De hecho, éste puede manifestarse una o más veces, antes o después de ser mamá.

 

TE RECOMENDAMOS: Pon a la hora tu reloj biológico



RelojBiologicoEmbarazoPinterestAbr21

 

 

 

Que tu reloj biológico te indique que necesitas ser madre, no significa que puedas o tengas que serlo, ya que podrías no estar preparada física y/o mentalmente. Y también tienes que pensar en los factores económicos de esta decisión. No obstante, tarde o temprano el reloj te sigue recordando que necesitas ser mamá, pero la decisión es sólo tuya.

 

Como todo en esta vida, el reloj biológico tiene una caducidad, y es por ello que te manda señales a lo largo de tu vida fértil. Si por el momento has decidido no ser mamá, sólo relájate y trata de distraerte haciendo deporte. Así la sensación que provoca el reloj biológico se disipará poco a poco.

 

Verás que cuando llegue el momento de ser mamá, todo tu organismo, incluyendo tu mente y tus sentimientos, estarán perfectamente alineados, y será un momento que disfrutes mucho.

 

NO TE PIERDAS: Ansiedad por quedar embarazada