Sexo para inducir el parto
El sexo puede servir como un método para inducir el parto de forma natural. No te pierdas la información.
Sexo para inducir el parto

Los últimos meses del embarazo pueden ser muy difíciles para las mamás, pues es la etapa donde se acentúa la fatiga, la hinchazón en los pies, el dolor de espalda y hay que sumar las ansias por conocer al bebé.

 

Debido a esto, muchas parejas optan por inducir el parto y buscan formas naturales para lograrlo. Una de ellas es tener relaciones sexuales durante el embarazo, la cual es muy efectiva y beneficiosa tanto para la mamá como para el bebé. Te explicamos:

 

El trabajo de parto se presenta normalmente entre las semanas 37 y 42 del embarazo. Si ha llegado la semana 40 y el bebé todavía no da señales de querer nacer, los médicos recomiendan a los padres probar métodos para estimular el nacimiento.

 

TE RECOMENDAMOS: Embarazo de un año, ¿es posible?

 

 

Sexo para inducir el parto
Las relaciones sexuales son un método para inducir el parto de manera natural y así evitar prácticas dolorosas e invasivas.

 

 

Para evitar prácticas invasivas y dolorosas se recomienda a las madres hacer caminatas, estimular los senos, o incluso masturbarse puede ayudar a adelantar el parto. Sin embargo, la más popular de todas es la de tener relaciones sexuales por las siguientes razones:

 

El sexo produce oxitocina, hormona que aumenta la frecuencia de las contracciones del cuello uterino que ayudan a nacer al bebé. Los orgasmos también producen contracciones, los cuales pueden funcionar como un entrenamiento para el parto.

 

Por otro lado, el semen contiene prostagladinas, sustancias que ayudan a dilatar el cuello del útero y que también se utilizan de forma sintética para inducir el parto.

 

Este método se desaconseja en caso de que haya sangrado, placenta previa, riesgo de parto prematuro o rompimiento de la fuente, debido a que las relaciones aumentan el riesgo de infecciones para el bebé.

 

TE PUEDE INTERESAR: Placenta previa: un riesgo en el embarazo