Dieta para evitar náuseas en el embarazo
No sufras con las náuseas. Sigue esta dieta especial que te hará sentir mejor durante tu embarazo.
Dieta para evitar náuseas en el embarazo

Una de las cosas que definitivamente no se disfrutan en un embarazo, son las molestas náuseas. Pueden darnos a cualquier hora y ponernos de mal humor. “Pero las náuseas pasan”, dicen las abuelitas. Mientras eso ocurre, queremos proponerte una dieta especial con la cual puedes disminuir este síntoma.

 

Algo que debes tener presente, ya sea que tengas o no una dieta, es que no debes dejar de comer por evitar las náuseas. Estas ocurrirán a pesar de que no tengas nada en el estómago. Y créeme, es preferible que te alimentes muy bien para no perjudicar tu salud y la de tu bebé.

 

Una de las comidas en la que debes tener especial atención es en el desayuno. Seguramente, cuando te levantas por la mañana te sientes más cansada de lo normal, por lo que necesitas un desayuno que te active y te dé la energía necesaria para todo el día. Es por eso que nos enfocaremos en esta comida.

 

Empieza tu día con una dosis de azúcares simples que puedes encontrar en la fruta, la leche y en la miel natural. Te aconsejamos que la miel la pruebes con un poco de yogur o la uses en la fruta. Las más recomendadas son peras y plátanos. Entre menos ácida sea la fruta, mejor.

 

TE RECOMENDAMOS: Cuidados básicos después de una cesárea

 

 

 

Dieta para evitar náuseas en el embarazo
Que las náuseas no sean una molestia. Sigue esta sencilla dieta para disfrutar más tu embarazo.

 

 

También incluye alimentos secos en tu desayuno: pan, tostadas y galletas. De preferencia que sean alimentos salados en vez de dulces. Puedes prepararte unas deliciosas tostadas con queso panela con un poco de aceite de oliva.

 

Algo importantísimo es la hidratación. Toma 2 litros de agua y dosifícalos durante el día. Si te fastidia tomar tanta agua, puedes tomar jugos 100% naturales.

 

Esta dieta puedes repetirla en la noche sin incluir la miel, pues podría quitarte el sueño. Por las tardes te recomendamos que evites todo lo posible e incluyas en tus comidas alimentos ricos en zinc como pescado y legumbres.


Verás que este síntoma no será una molestia si te alimentas de forma adecuada. Disfruta esta etapa y vívela al máximo.

 

NO TE PIERDAS: Dieta de la lactancia