Ir
Nunca le digas esto a una mamá que trabaja
Hay cosas que la gente no debe decirle a una mamá que trabaja. Conoce estas expresiones y evítalas.
Nunca le digas esto a una mamá que trabaja

Las mamás que trabajamos tenemos 2 cuestiones qué superar: primero, que no debemos sentirnos culpables por encargar a nuestros hijos a otra persona para poder laborar; y dos,  soportar ser cuestionadas por tomar esta decisión. Y es que hay cosas que la gente no debe  decirle a una mamá que trabaja.

 

Si conoces a una mamá trabajadora, evita cuestionarla con las siguientes expresiones. O si tú eres mamá y te han dicho este tipo de cosas, seguramente te reconocerás:

 

“Seguro tu vida es muy fácil”

 

El que una mamá pueda trabajar, no significa que su vida personal esté solucionada. El que podamos laborar significa que hemos hecho todo un plan estratégico de organización para poder cuidar a nuestra familia y ayudar económicamente en el hogar.

 

“Si querías progresar en lo laboral, no debiste tener hijos”

 

Mucha gente nos cree incapaces de ser mamás trabajadoras. Muchas hemos demostrado que podemos crecer en el terreno profesional y ser buenas madres.

 

 

TE RECOMENDAMOS: 5 beneficios para tus hijos si eres mamá trabajadora

 

 

 

Nunca le digas estas cosas a una mamá que trabaja
Hay cosas que la gente no debería decirle a una mamá que trabaja. Conoce estas expresiones y evítalas.

 

 

“¿Y cómo sabes que estará bien en la guardería?”


Traducción: “¿no sabes que no hay mejor lugar para un hijo que con su madre?” Y aunque sea cierto, nadie tiene el derecho a cuestionártelo. Posiblemente alguien intente tacharte de irresponsable, pero está en ti no permitírselo.


“Te vas a perder momentos importantes en la vida de tu hijo”


Como mamás, creemos que cada pasito que den nuestros hijos es único y especial, y se nos parte el corazón cuando pensamos que nos estamos perdiendo esas cosas. Pero no significa que te estás perdiendo de lo mejor: hay momentos muy valiosos que podrás disfrutar si sabes priorizar sin remordimientos.


Tu esposo debería ganar más dinero, así no necesitarían guardería”


Las mamás que trabajamos no sólo lo hacemos por estabilidad económica, sino por crecimiento personal, y tenemos todo el derecho a hacerlo. Y nadie, en absoluto, tiene por qué cuestionar la situación económica y las decisiones de tu hogar.


¿Te han dicho alguna de estas expresiones? No dejes que te detengan. Recuerda: tus hijos son la motivación más grande que puedes tener para seguir creciendo como persona. Sigue adelante con mucho entusiasmo.

 

NO TE PIERDAS: Mamás trabajadoras