¿Cómo influye la lactancia en el medio ambiente?
Te sorprenderás al descubrir cómo la lactancia no sólo es beneficiosa para la mamá y el bebé, sino también para el medio ambiente.
¿Cómo influye la lactancia en el medio ambiente?

La lactancia es un acto de amor hacia un bebé, y la mejor forma de garantizar su salud y bienestar. Pero si lo pensamos detenidamente, la lactancia también beneficia al medio ambiente. Te explicamos las razones.

 

Nosotras, como mamás, podemos beneficiar a la ecología con actos que, a pesar de pequeños, contribuyen mucho a la conservación del Planeta. Por ejemplo:

 

1.-Cuando una mamá practica la lactancia materna exclusiva, evita el consumo de agua potable para lavar los biberones.

 

2.-Se ahorra energía eléctrica al no tener que usar un microondas o esterilizador.

 

3.-También se evita el consumo de agua embotellada, por lo que no se genera más basura (las botellas PET son uno de los residuos más prolíferos y contaminantes).

 

4.-Cuando un bebé goza de los beneficios de la leche materna, hay menor probabilidad de que se enferme. Esto significa que habrá menos gastos en medicinas, material médico y servicios.

 

TE RECOMENDAMOS: 5 beneficios de la lactancia materna

 

 

Cómo repercute la lactancia en el medio ambiente
La lactancia no sólo es beneficiosa para la mamá y el bebé, también los es para el medio ambiente.

 

 

5.-¿Sabías que para producir un kilo de fórmula se ocupan 4 mil litros de agua? Imagina si las mamás no optaran por alimentar a sus bebés con fórmula: la demanda de este producto bajaría y se ahorrarían miles de millones de litros.

 

Otro dato: en México, producir un kilo de fórmula representa la deforestación de 12.5 m2 de bosque.

 

6.-La lactancia materna es un recurso renovable, que no necesita de mayores recursos para producirse que la alimentación y bienestar de mamá.

 

7.-Reemplazar la lactancia materna, que es natural, por leche artificial, incrementaría las cabezas de ganado, la erosión y la deforestación, pues cada vaca consume 410 kg. de vegetación por mes.

 

Tal vez parezcan muy pequeños actos, pero son estas decisiones las que pueden ayudar (o perjudicar más) al medio ambiente. Recuerda que el Planeta Tierra es la herencia más valiosa que podemos heredarle a nuestros pequeños. Y si podemos poner nuestro granito de arena como mamás, ¿por qué no hacerlo?

 

NO TE PIERDAS: 10 verdades sobre la lactancia