7 tips para activar tu metabolismo y ¡mantener tu peso en control!
¡Si es posible! Y eso te ayudará mantener tu peso en control.
7 tips para activar tu metabolismo y ¡mantener tu peso en control!

Aunque hay muchos factores que intervienen en el aumento de peso como la edad, carga genética o condición física, es posible acelerar el metabolismo haciendo de pequeños hábitos que nos permitan a la larga llevar un estilo de vida más saludable.

 

Las ventajas de tener un metabolismo más rápido es que nos ayuda a quemar más cantidad de calorías y a mantener nuestro peso, ¡es por eso que debemos aprovechar lo que está al alcance de nuestra mano para lograrlo! Comienza desde hoy con estos sencillos consejos:

 

Desayuna

Para empezar a acelerar el metabolismo, es necesario comer algo nutritivo a primera hora del día. Debe ser no más de una hora después de levantarte, para que, de esta forma, le dé energía al cuerpo y comience a trabajar con el alimento.

 

Incrementa la ingesta de proteína

Cuando comes proteína, te sientes satisfecho por más tiempo, mientras que tu metabolismo sigue trabajando y quemando grasa para lograrlo; es decir, se acelera el metabolismo y se reduce el hambre.

 

Toma infusiones y tés

Tomar bebidas calientes durante el día ayuda a acelerar el metabolismo; además, el té está lleno de antioxidantes que te ayudarán a luchar contra las grasas acumuladas en tu organismo. Además, te sentirás con energía, gracias a la teína.

 

Ejercicio

De esta forma el ritmo cardiaco aumenta y mantenemos los órganos activos por más tiempo. La mejor forma para acelerar el metabolismo es alternando momentos de alta intensidad con otros más relajados.

 

Come semillas como colaciones

Comer 10 almendras entre comidas saciará tu ansiedad por comer algo y además son buenas para el cabello, la piel y los niveles de energía. Los aceites que se obtienen de las semillas son capaces de crear un equilibrio entre ácidos grasos Omega 6 y Omega 3 en el cuerpo.

 

Cinco comidas al día

Evita que tu cuerpo se quede en ayunas por mucho tiempo, ya que después de 4 horas de ayuno, tu cuerpo comienza a consumir glucosa que tu cerebro necesita, lo que lo deja sin combustible.     

 

Hidrátate

La recomendación es tomar agua simple, pero también puedes tomar agua de jamaica, la cual desinflama por sus propiedades diuréticas y endulzarla con un sobrecito de endulzantes bajos en calorías.

 

Cena ligero

Ya que durante la noche pasamos varias horas en ayuno y sin movernos y el cuerpo acumulará la mayor cantidad de grasa que pueda.