El consumo del azúcar en los niños
Más allá de evitar su consumo, es importante establecer una dieta equilibrada que genere buenos hábitos alimenticios a largo plazo.
El consumo del azúcar en los niños

      

La obesidad infantil en nuestro país, representa uno de los mayores problemas de salud: de acuerdo a la OMS, el consumo excesivo de azúcar añadida en México es uno de los principales causantes y la razón es que se encuentra por encima de la cantidad recomendada (10% o menos de las calorías totales diarias). Además de ocasionar sobrepeso, el consumo elevado de azúcar contribuye con el desarrollo de otros problemas como la posibilidad de padecer diabetes.

 

¿Te sorprenden estos datos? Si bien la ingesta de azúcar no es muy recomendable, tampoco podemos eliminarla por completo de la dieta de los pequeños pues, aporta una parte considerable de la ingesta energética necesaria y juega un papel fundamental en el desarrollo de los tejidos. Pero por ejemplo, si un niño de entre 6 y 8 años necesita alrededor de 1800 calorías diarias, 10% del consumo recomendado de azúcar corresponde a 180.

 

Otra alternativa para reducir el porcentaje de azúcar en la dieta de los niños son los sustitutos de azúcar o los productos bajos en calorías. Hoy día, la mayoría de los alimentos y bebidas que encontramos en el mercado ofrecen opciones que incluyen sustitutos de azúcar como la sucralosa (Splenda) o la Stevia. Estos sustitutos llevan más de 30 años en el mercado y han sido sometidos a pruebas científicas exhaustivas para probar que son seguros para el consumo familiar, incluso para los niños, de hecho, la marca Splenda es la única que avala la Asociación Mexicana de Pediatría. Además, poseen certificados de seguridad por autoridades internacionales como el Comité Conjunto de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA, por sus siglas en inglés) de la FAO y la OMS.  

 

En una cosa estamos de acuerdo: la salud de los niños es lo más importante y, más que limitar el consumo de ciertos alimentos o bebidas, es importante tomar mejores decisiones alimentarias, evitar el sedentarismo y establecer una dieta equilibrada para toda la familia que genere hábitos, de este modo tendrán un buen ejemplo en casa y sentirán tu apoyo y amor. No hay nada más importante que ofrecer a nuestros peques una alimentación adecuada y los edulcorantes sin calorías son un gran avance en la tecnología de alimentos que ayuda a reducir y controlar el consumo de azúcar en nuestros hijos. Si tienes alguna duda, consulta a tu médico.