Las emociones negativas durante el embarazo afectan al bebé ¡para siempre!
Sabemos que los bebés perciben el estado de ánimo de la mamá, pero recientes investigaciones revelan cuánto.
Las emociones negativas durante el embarazo afectan al bebé ¡para siempre!

Un estudio realizado en la Universidad de California-Irvine llegó a la conclusión que  las emociones de la madre no sólo influyen en el desarrollo del bebé durante la gestación, sino que dejan consecuencias para el resto de sus vidas. El estudio vio que los bebés reciben químicos que se generan y cambian con los estados emocionales de la madre y que incluso, factores externos como drogas, alcohol o sustancias tóxicas así como emociones de la madre, son factores que moldean al bebé y tener un efecto en el pequeño para toda la vida.

 

El estudio comprobó que si la madre sufre depresión, el bebé hace suya esa angustia. Además, si la madre experimenta cambios de ánimo constantemente, el bebé también se ve afectado. Lo recomendable es tener un balance emocional y mantener la calma.

 

Los investigadores, Sandman, Davis y Glynn, analizaron a diferentes madres que sufrieron depresión antes y después del embarazo y vieron que “los fetos son participantes activos en su propio desarrollo y están recolectando información para sus propias vidas después de nacer. Se están preparando para el resto de ellas basándose en mensajes o señales que la madre les provee y si, realmente lo que más nos asombró en este estudio fue el comprobar que los bebés podían sentir exactamente eso, el estado psicológico de su mamá”.

 

Otro grupo de psicólogos prenatales también comprobaron que además de percibir los sentimientos de la madre, perciben sus pensamientos, mismas que también infuyen en la manera en que este se moldeará. Según los expertos, a partir de los seis meses de gestación, las madres empiezan a crear un lazo con su bebé, esto se debe a que las hormonas que la madre produce mientras va experimentando emociones pasan a través de la placenta.