Consejos de expertos para aumentar la elasticidad de la pelvis al momento del parto
La maternidad nos transforma y en el momento del parto, el cuerpo de la mujer es increíblemente elástico.
Consejos de expertos para aumentar la elasticidad de la pelvis al momento del parto

Sin duda, existe un súper poder que aparece en el momento del parto y para el que las mujeres embarazadas se entrenan durante 9 meses, este poder es capaz de dar a luz a un ser humano a través de nuestro cuerpo y es la elasticidad, que llega a su máximo mediante la transformación de los huesos de la pelvis durante el momento del parto.

 

Así que si te preguntes ¿si eres demasiado estrecha para un parto natural?, los expertos responden que todas las pelvis son aptas para un parto vaginal, la clave está en la preparación y en ser capaces de ayudar al bebé durante la dilatación para que avance por el canal de parto. Sigue estos consejos de los expertos:

 

Cuando el bebé se encuentra listo para nacer y se adentra a través de nuestra pelvis, lo mejor es ponerse de pie y apoyar nuestras manos en la pared mientras realizamos básculas laterales para un lado y para el otro, básculas anteriores y posteriores y traslaciones laterales, circulares y de delante hacia atrás.

 

Otro ejercicio es utilizando una pelota de Pilates. Siéntate sobre ella y realiza movimientos suaves hacia adelante y hacia detrás. Con este desplazamiento facilitas el movimiento del sacro para que los planos se ensanchen. Además, este ejercicio permite que tu pareja también se implique en el momento del parto, ya que puede situarse detrás de ti y colocar su mano en la zona de tus lumbares para que cuando llegue la contracción, el calor y su cercanía calmará ligeramente el dolor.

 

Para conseguir que el bebé siga avanzando es importante alternar rotaciones internas y externas de cadera-fémur; así que apóyate y flexiona las rodillas un poco, dirige el pie hacia el interior y luego hacia el exterior. Puedes alternar cada pie.

 

Todos estos ejercicios potencian la elasticidad de la pelvis y ayudan a que el bebé vaya avanzando hacia la salida, pero se pueden practicar durante el embarazo para ir ganando esta habilidad.