Visita guiada al bebé en el vientre: una terapia de encuentro con tu bebé
La visita guiada al bebé en el vientre es una terapia en la que muchas madres hablan a sus bebés durante el embarazo.
Visita guiada al bebé en el vientre: una terapia de encuentro con tu bebé

La fisioterapeuta Cecilia Arana Sainz, que trabaja con terapias alternativas explica que la visita guiada en el vientre es una forma en la que permite a las mamás y a los bebés gozar de beneficios a corto y largo plazo, enriqueciendo bastante la relación madre-hijo. Arana explica que muchos embarazos no son planificados y muchas mujeres cuando se enteran que están esperando no saltan de alegría y se dan también fuertes confrontaciones en la pareja y “el bebé siente y escucha todo”, por lo que esta terapia es una buena forma para disculparse por su primera reacción.

 

Los beneficios

 

Desbloquea la incomunicación. El bebé trasmite a la mamá sus necesidades y deseos, que van desde qué comer.

“Es más poderosa la comunicación de una madre que visita a su bebé en el vientre. Tienen una unión y un entendimiento que se da mucho más fácil.

La madre puede explicar al bebé su reacción primera, que pudo no ser la ideal ni genial.

También puede decir al bebé: “Tal cual eres, yo te amo y no quiero cambiar nada de ti”. La experta indica que al decir esto, la mamá le quita un peso de encima, ya que no perseguirán un ideal materno o paterno inalcanzable. “Muchas mamás quieren tener hijos perfectos y eso no existe.

Enriquece una relación a largo plazo, ya que se abren canales. “La mejor educación es dejarlos ser. Empieza un respeto mutuo maravilloso”

 

¿Cuándo se recomienda hacerla?

El número de sesiones depende de cada mamá, ya que para unas puede ser suficiente una y para otras, a quienes le cuesta relajarse, deben hacerlo más veces. La experta aconseja realizar esta terapia a partir del tercer mes, para respetar los primeros tres meses que son delicados, y antes del séptimo, porque el bebé ya se siente apretado y se prepara para salir sin recuerdos.