Ir
Errores que debes evitar para lograr una lactancia exitosa
Para iniciar la lactancia por primera vez, muchas mujeres pueden tener ciertos hábitos que pueden ser un problema a la hora de amamantar.
Errores que debes evitar para lograr una lactancia exitosa

Para evitar cualquier problema y privar a tu peque del derecho de ser alimentado por tu leche, te decimos los errores más comunes que solemos cometer, sin darnos cuenta, y que al evitarlos puedes lograr una lactancia perfecta para ti y tu bebé.

 

No tener contacto piel con piel de madre e hijo inmediatamente después del parto ya que ese primer acercamiento estimula la producción de leche y acerca a tu peque a tomar su primera vacuna: el calostro.

 

Dejar que el recién nacido no duerma con mamá desde la primera noche. En muchos hospitales los llevan a los cuneros y sólo se lo llevan a la madre a ciertas horas del día. Pero el estar juntos todo el tiempo estimula el apetito del pequeño, haciendo que coma mejor.

 

Sólo cada tres horas, es un concepto equivocado, la lactancia es a demanda, así que no se debe estar al pendiente de cuánto duran las tomas ni de cada cuanto tiempo son, el bebé pedirá cuando lo necesite.

 

Pensar que la lactancia duele y no tomar las precauciones correctas para evitarlo. Si duele es porque no hay una buena técnica y por eso aparecen grietas en los pezones.

 

Debes estar atenta a cualquier dolor del pecho, ya que puede ser un síntoma de mastitis (inflamación de la glándula mamaria), en ese caso, se debe acudir con un especialista.

 

Darle leche de fórmula porque “el bebé se queda con hambre” o “no lo llenan”. Cuando crees que sea eso, la mejor solución es aumentar la frecuencia de las tomas para adaptarse a la demanda del pequeño. El bebé no llora porque te has quedado sin leche, puede tener otra causa.

 

Sacarse leche entre cada toma del bebé para “no llenarse demasiado”. Con esto, lo único que logras es producir más leche.  Debes descansar entre cada toma para producir la que tu bebé requiere, no más ni menos.

 

Usar ropa inadecuada. Actualmente ya hay muchas prendas para lactancia que evitan maniobrar de más y poder hacerlo en cualquier momento y en cualquier lugar.

 

Otro error es no expulsar los gases del bebé después de cada toma, así tendrá mejor digestión y se evitarán además lo cólicos.

 

No te presiones, no existe una edad ni tiempo determinada para poner fin a la lactancia materna, ésta concluirá cuando la madre y el pequeño lo decidan.