Beneficios de la meditación en el embarazo
Los expertos revelan los beneficios que obtenemos al meditar en la dulce espera.
Beneficios de la meditación en el embarazo

La meditación nos ayuda a conectarnos mejor con nosotros mismos y durante el embarazo esta conexión se incrementa, no sólo por los constantes cambios en el cuerpo de la mujer, sino porque se crea un lazo único entre la madre y el pequeño. Además, la importancia de la respiración durante este período es de gran ayuda para el momento del parto.

 

Los especialistas comentan que la meditación ayuda a que el bebé no absorba estrés y no sea infeliz. Gracias a la conexión con su madre desde la concepción hasta el día del nacimiento en estado de samadhi o ecuanimidad, es decir, sin preocupaciones, en un estado meditativo, que sólo se altera por el estrés de los padres, sus peleas y miedos.

 

Dentro de los beneficios de la meditación, encontramos que:

 

Ayuda a crear una conexión especial con el bebé.

 

Aumenta la energía y el bienestar de mamá e hijo.

 

Favorece el desarrollo y crecimiento del niño.

 

Ayuda a controlar los miedos y la angustia de la madre por el parto.

 

Ayuda a eliminar las tensiones y el estrés de la mamá y que ella se lo comunique al bebé.

 

Relaja y fortalece el cuerpo para el momento del parto.

 

Disminuye la ansiedad y la depresión.

 

Disminuye los dolores y fortalece el sistema inmune.