Trombofilia: causa poco conocida que puede provocar muerte fetal
Muchas mujeres no saben que tienen esta enfermedad, lo que provoca, en el embarazo, serios problemas.
Trombofilia: causa poco conocida que puede provocar muerte fetal

La trombofilia es un trastorno que afecta a las mujeres y en el embarazo, causa riesgos y complicaciones gestacionales como abortos tempranos recurrentes de menos de 10 semanas de gestación, la muerte fetal intrauterina, el parto prematuro, la restricción de crecimiento intrauterino, el desprendimiento prematuro de placenta y la preeclampsia.

 

¿Cómo saber si tenemos trombofilia?

 

Hay distintos tipos de análisis de sangre para las diversas trombofilias. Pero si se ha tenido problemas de coagulación de la sangre o historia familiar de trombofilias, puede ser que sea trombofilia hereditaria.

La mayoría de las personas con una trombofilia no tienen señales ni síntomas. Pero los especialistas comentan que se puede correr riesgo de trombofilia si ha presentado: tres o más abortos espontáneos antes o incluso después de las 10 semanas de embarazo y se desconoce la causa, muerte del feto (nacimiento sin vida), uno o más bebés nacidos antes de las 34 semanas de embarazo debido a la eclampsia (convulsiones durante el embarazo), preeclampsia grave o un problema con la placenta o una trombosis durante el embarazo.

 

Un hematólogo es el especialista al que se debe recurrir y el tratamiento depende de del tipo de trombofilia que se tenga. Algunas mujeres deben tomar anticoagulantes, incluso después del parto,  y si ha tenido abortos espontáneos, aspirina de dosis baja y heparina para prevenir otro aborto espontáneo. Además, se debe tener un control más detallado del embarazo que las mujeres que no tienen este padecimiento con ultrasonidos y monitoreo de frecuencia cardiaca del bebé regularmente.