¿Cómo afrontar el sentimiento de culpabilidad cuando eres mamá trabajadora?
Si eres mamá trabajadora seguramente te has sentido mal por no estar tanto tiempo con tus peques.
¿Cómo afrontar el sentimiento de culpabilidad cuando eres mamá trabajadora?

Actualmente, en muchos hogares los roles han cambiado y la mujer ahora trabaja y gana dinero para crecer profesionalmente, tener independencia económica y ayudar en los gatos de la casa. La mujer tiene libertad y poder para hacer lo que le gusta, pero nunca dejan de sentir la presión por no estar al tanto de sus hijos, creando el famoso sentimiento de culpa.

 

El sentimiento de culpabilidad se da porque deben pasar horas fuera del hogar dejando a los niños al cuidado de otras personas, ya sea la pareja, los abuelos o nanas. Y en muchos casos, la culpa hace que duela el estómago, sientan estrés y tengan que pensar si están haciendo lo adecuado para nuestra familia.

 

Si eres una mamá que trabaja, no debes sentirte culpable. Recuerda que estás trabajando por el bien de tu familia, por el amor infinito que sientes por ellos y para sacarlos adelante. La realidad es que en esta sociedad no se puede vivir sin dinero y tus hijos necesitan unos cuidados básicos que deben ser atendidos como ropa, comida, gastos médicos y todo esto solo se consigue con dinero.

 

Sólo necesitas paciencia y organizarte bien. Es necesario que cuando tengas tiempo para estar con tus hijos, les proporciones tiempo de calidad y te desconectes del trabajo y de los problemas por completo. Debe haber un tiempo dedicado sólo para ellos, y aunque creas que es pocas horas al día, lo importante es darte ese tiempo y sacarle el mayor provecho.