Conoce los beneficios del yoga aéreo durante el embarazo
Estas sesiones benefician el estiramiento de la columna vertebral, oxigena el organismo y ayuda a relajarse.
Conoce los beneficios del yoga aéreo durante el embarazo

El aeroyoga es una novedosa opción que mezcla yoga, pilates, danza contemporánea con la utilización de la suspensión y la ingravidez que genera el columpio o hamaca. Las expertan en esta actividad comentan que las mujeres con 16 semanas de gestación y hasta el último mes son las que pueden subir al columpio para ejercitarse en el aire. Además, trabajar en ingravidez es una sensación extraordinaria. Mamá y bebé son campeones cuando hacen el aeroyoga. Es una terapia perfecta que cubre todas las necesidades.

 

¿De qué trata?

 

La embarazada sube a la hamaca y queda parcialmente suspendida en el aire, tomando precauciones con el bebé. El entrenamiento dura 60 minutos, de los cuales 45 minutos se hace ejercicio en el aire y el resto, se usa la técnica de relajación. Se hace un descanso de 15 minutos, donde la mamá o con la pareja suben a la hamaca, denominado la crisálida (larva), durante el cual se balancea el columpio, que da una sensación de que están volando. Se pone una piedra caliente en la frente para la relajación a nivel mental, además de aromaterapia.

 

Uno de los beneficios es el estiramiento de la columna vertebral que genera espacio en el útero para que se acomode el bebé y contribuye a tener menos molestias en las costillas. Gracias a las técnicas de respiración, se logra una mejor oxigenación que beneficia al desarrollo de los pulmones del bebé. El drenaje o circulación de los miembros menores hace que la placenta funcione bien y oxigene al bebé y finalmente, la relajación es otro de los beneficios que se obtiene con este ejercicio.